El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Mons. Guillem Pere de Ravidats

Bisbe
Anys inicial-final del mandat com a bisbe de Lleida: 
1143-1176

Canónigo arcediano de la catedral de Roda de Isábena y desde 1143 obispo de esta sede. 

 Fue el primer obispo de Lleida durante la segunda etapa de la historia diocesana. 

 Participó en la reocupación cristiana de Lleida, el año 1149, acompañando a Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, Ermengol VI, conde de Urgell, los caballeros del Temple, soldados almogávares, etc

 Inmediatamente trasladó la residencia oficial episcopal a Lleida, donde de hecho ya la tenía. El obispo Guillem Pere bajó de las montañas pirenaicas a establecerse en la llanura y ya no se movió de ahí, nunca más. Firmaba como obispo de Lleida, aunque a veces añadía también de Roda. En 1149 trasladó la sede del obispado de Roda a Lleida

 El 30-IX-1149, la mezquita, que ocupaba el espacio de la catedral cristiana-visigótica de san Vicente, fue transformada en la nueva catedral cristiana leridana. La titular fue Santa María en el misterio de su Asunción al cielo. Desde entonces, al hacerse memoria de Santa María, ya se entendía que era este misterio mariano, recordado en la festividad litúrgica el 15 de agosto.

 Guillem Pere de Ravidats, redactó las primeras constituciones diocesanas de la época moderna. Recibió los diezmos y primicias de los frutos de las tierras leridanas, siempre con el consentimiento de Ramón Berenguer IV, éste le concedió todas las mezquitas con sus bienes para convertirlas en iglesias.

 Efectuada la consagración de la nueva catedral, se dedicó a organizarla:

  • Trasladó de Roda a Lleida las dignidades del Pallars, Ribagorça, Benasque y Terrantona, y el decanato.
  • El 29-IV-1168 determinó que el número de canónigos de la sede ilerdense no sobrepasaría los 25, dejando a discreción de los sucesores las posibles variaciones. Se recibían el día de la Asunción.
  • Dotó la enfermería de la seo con los diezmos de la iglesia de Granja d’Escarp.

 Fue el hombre bueno en las desavenencias entre el arzobispo de Zaragoza y el abad de San Juan de la Peña, y también una concordia con los monjes del monasterio de San Ruf.  

 El 17-XII-1176 murió en Lleida, y cuando las obras de la Seo lo permitieron se trasladaron sus restos mortales a la capilla de las “grallas” (grajos) o de las Nieves, una de las primeras advocaciones marianas del obispado de Lleida. Esta capilla desapareció cuando hubo una explosión en la "Seu Vella", la noche entre el 14 y el 15 de julio de 1812, durante la ocupación napoleónica de la ciudad de Lleida. 

Mn. Ramiro Viola González