El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Campaña de Navidad de la Delegación de Pastoral Penitenciaria

La Delegació de Pastoral Penitenciària ha puesto en marcha una campaña navideña para poner en funcionamiento la casa de acogida 'Pare Jofre', dar becas a familias de presos y ayudas económicas a internos sin recursos. 

Es la primera vez que hacemos la campaña de Navidad de la Pastoral Penitenciaria; y la hacemos porque creemos conveniente que al menos una vez al año es bueno  hacer presente el mundo de la cárcel a toda la diócesis.
Los presos no nacieron en prisión, algunos son de la ciudad de Lleida, de muchos pueblos de nuestra diócesis, muchos son extranjeros. Y tristemente, la prisión es la "parroquia" más pobre de toda la diócesis.

El Papa Francisco decía hace poco tiempo: "La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria".

Desde una de estas periferias, la cárcel, nos atrevemos a acercarnos por primera vez hasta ti para presentarte la Campaña de Navidad que tiene como objetivo sobre todo mostrar una periferia muchas veces anónima: los presos.

Por ello bajo el lema "Esta Navidad, habrá lugar en la posada", te invitamos a que reces por los presos y sus familias. Nosotros somos solamente agentes de evangelización y de caridad durante su estancia en prisión, compañeros de camino en un momento crítico de sus vidas y también en el de sus familias.

Ahora mismo tenemos unos 650 presos en la cárcel de Ponent. Muchos de ellos no tienen recursos económicos ni un lugar para disfrutar de los permisos, el tercer grado o la libertad condicional. ¿Nos ayudas?

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

1.- Poner en funcionamiento la Casa de Acogida "Padre Jofre", con 6 plazas, para que los internos puedan disfrutar de los permisos penitenciarios, acceder a un tercer grado, o acompañarlos en su proceso de reinserción social.

2.- Dar becas a las familias de los presos para ayudas de alimentación, comedor escolar para los niños, libros de texto y otras necesidades urgentes.

3.- Facilitar, a través de una ayuda económica, a los internos extranjeros y españoles indigentes de la prisión de Ponent, la comunicación telefónica a la familia. Igualmente quedamos a tu disposición para hacer de intermediarios con los presos y sus familias.

Si conoces alguna familia de tu parroquia, de tu movimiento eclesial, que sufre ahora mismo la realidad de la cárcel y no sabes cómo ayudarles, llámanos !!!