El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Los vecinos del Secà de Sant Pere celebran 50 años de la parroquia Virgen de los Pobres

Con gran alegría, y emoción contenida por la evocación de tantos recuerdos, la parroquia Virgen de los Pobres, de Lleida, ha celebrado su 50 aniversario. Según el cartel para la ocasión, han sido 50 años "Sirviendo, escuchando y amando" a los vecinos del barrio Secà de Sant Pere.

La eucaristía tuvo lugar la mañana del domingo 19 de febrero, como primero de los actos que se sucederán a lo largo del año. Estuvo presidida por el obispo Salvador y concelebrada por el párroco actual Mn. Josep Anton Jové, y otros sacerdotes de Lleida vinculados de alguna manera a la parroquia. Vecinos del barrio, y de otras personas que tiempo atrás habían vivido allí, llenaron la iglesia a rebosar. Las corales Ressó y Voces amigas ayudaron a cantar.

Antes de la hora prevista para empezar, la iglesia ya mostraba signos de la alegría y emoción que se vivirían a lo largo de la celebración. Nada más comenzar la misa, la Sra. Antonia, de 86 años, protagonizó uno de los momentos más emotivos al recordar cómo había nacido la parroquia. Explicó que unas familias venidas de diferentes lugares de España buscando trabajo, se instalaron en el barrio. Pronto sintieron la necesidad de disponer de un lugar donde celebrar la fe. Expusieron al obispo Malla su deseo, que atendió su demanda. Primero se alquiló un almacén donde celebraban los oficios religiosos, más adelante, una familia cedió los terrenos donde ahora está ubicada la iglesia, con la condición de que la titular fuera la Virgen de los Pobres. Entonces empezaron las obras con la ayuda de muchas personas.

En la homilía el obispo Salvador manifestó su alegría al ver como la comunidad había luchado por tener una iglesia, y agradeció a los sacerdotes el trabajo pastoral de haber construido poco a poco una comunidad cristiana que da gloria a Dios. Comentando las lecturas del día dijo que hay que esforzarse por ser santos, buenos y perfectos como el Padre del cielo. Y buscar la santidad siendo compasivos y benignos, como decía el salmo, para que todos se sientan acogidos. Animó a todos a seguir adelante, mostrando a los jóvenes que Jesucristo es fuente de vida y de felicidad. Y por último agradeció la presencia de tanta gente, de los sacerdotes y las autoridades.

Al final de la eucaristía, Mn. Josep Anton Jové se dirigió a la comunidad para agradecer el trabajo de tantas personas que han hecho posible la tarea de estos 50 años. Así, recordó al primer rector que tuvo la parroquia, Mn. Ramon Freixes (ya fallecido), que aglutinó el esfuerzo de todo el barrio y sembró la semilla de la actual comunidad, y trabajó para dotar al barrio de escuela y mejora en las infraestructuras. 

Es así como el día 17 de febrero de 1967, se constituyó la parroquia. Agradeció igualmente el trabajo de otros sacerdotes que habían colaborado en la tarea pastoral a lo largo de estos años, algunos presentes en la celebración, como Mn. Joan Ramon Ezquerra, Mn. Jesús Pelegrí, y Mn. Cinto Cotonat que fue párroco durante 17 años. Y agradecimiento y reconocimiento a catequistas, monitores, voluntarios, y un gran etcétera de personas anónimas que han colaborado a formar comunidad. Si hacer memoria del trabajo de 50 años es gratitud -dijo-, también es esperanza para seguir adelante.

Terminada la eucaristía un grupo de niños cantó unas canciones, y a continuación se proyectó un video recuerdo del camino recorrido. Se entregó un punto de libro como recuerdo, y después, en el salón parroquial, hubo un piscolabis donde los asistentes pudieron continuar la fiesta.

Conxita López Torres

Podéis ver aquí una galería de imágenes de la jornada.