El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Lleida celebra la Jornada de las Migraciones, centrada en los menores

La parroquia del Carme de Lleida acogió el pasado domingo 15 de enero la celebración de la Jornada de las Migraciones con una eucaristía, un festival y la degustación de platos típicos de diferentes países.

El Obispo Salvador presidió la misa concelebrando con Mn. Joan Mora, rector y delegado diocesano de Atención pastoral a los inmigrantes; Mn. Adrià Burca y Mn. Adrià Bulai, sacerdotes rumanos.

"La Salvación de Dios es para todos, realidad que nos debe llevar a la reflexión, la oración y el compromiso." Con estas palabras el Obispo Salvador inició su homilía dirigida a los numerosos asistentes, en su mayoría inmigrantes de muchas nacionalidades vinculados pastoralmente en la parroquia del Carme. Las palabras del Obispo se centraron, después, en el problema de la emigración y en la jornada que este año pone su acento en los niños "el colectivo más frágil y vulnerable: "Una sociedad es madura si sabe tratar a sus pequeños. Todos somos hijos de Dios y miembros de una comunidad eclesial sin banderas ni colores. Debemos aceptar a los demás como si fueran miembros de la propia familia”, afirmó nuestro pastor. 

Haciéndose eco del lema de la jornada 'Menores migrantes vulnerables y sin voz. Reto y esperanza ', las ofrendas y las oraciones fueron protagonizadas por los jóvenes y los niños. La ceremonia fue acompañada musicalmente por el Coro Miorita y el grupo latinoamericano. Al final, Mn. Joan Mora dijo que "hemos hablado tanto de los emigrantes que ya es hora de escuchar su voz".

El segundo acto de la Jornada fue el festival folklórico que tuvo lugar en el Colegio de la Sagrada Familia. Como todos los años, la asistencia fue masiva y los participantes hicieron una demostración de talento y muy buena voluntad. Participaron tres solistas: Jesús Fernández de Perú, Anette de Camerún y Mairita Sensación de Ecuador. Y, también, grupos que bailaron ritmos originarios de Colombia, Rumanía, Ecuador, Bolivia, República Dominicana y Honduras.

En el festival también hubo tiempo para la reflexión ya que las actuaciones artísticas se alternaron con mensajes sobre la situación de los niños migrantes en el mundo de hoy utilizando frases muy adecuadas de escritores y pensadores. Una degustación de platos típicos traídos por algunos asistentes, puso el colofón final a la celebración. El encuentro fue organizado por el grupo juvenil de la parroquia del Carme. También contó con un campeonato de fútbol para países que ganó el equipo colombiano. Precisamente Colombia será el país que se hará cargo de la jornada del próximo año.

Pueden ver más fotos de la jornada aquí.