El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Más de 220 personas reflexionan sobre las parroquias en la Asamblea Diocesana del Obispado de Lleida

Más de 220 personas se reunieron el pasado 26 de mayo en la Casa de la Iglesia-Academia Mariana para reflexionar sobre cómo hacer parroquias acogedoras y misioneras en la Asamblea Diocesana del Obispado de Lleida. El cardenal-arzobispo de Barcelona, ​​Juan José Omella impartió una conferencia donde ha apostado "para crear parroquias más creativas para evangelizar".

Tras la ponencia los participantes han reflexionado en grupos sobre el futuro de las parroquias.

El cardenal-arzobispo a su conferencia destacó que "a veces pensamos que nuestro producto no genera ilusión". Añadió que "si creemos que Jesús es una buena noticia para todos, ya tenemos un camino por hacer". En relación con la apuesta por renovar las estructuras, Omella ha dejado claro que "todo comenzó sin estructuras". "La estructura es muy importante pero si no cambiamos el corazón, no haremos nada", ha dijo.

"La parroquia está por evangelizar no para cerrar las puertas, es un trampolín para evangelizar", dijo. "Nuestros padres nos transmitieron la fe porque teníamos el corazón convertido". Ha destacado que "la parroquia no es una estructura caduca, desde las parroquias debemos ser creativos y evangelizar". El cardenal ha dicho que "la parroquia está entre la gente y comparte la vida de la gente. La parroquia es el lugar para coger fuerzas".

A pesar de reconocer que "nos falta dinamismo misionero en las parroquias" añadió que esto no nos ha de paralizar, nos ha de entusiasmar ". Monseñor Juan José Omella ha destacado que hay que "mirar el mundo con ojos de amor". "Para ayudar a cambiar el mundo debemos tener una mirada positiva en el mundo", ha dicho. En la misma línea explicó que "detectamos un deseo de la palabra de Dios". "Vivimos en una sociedad muy fragmentada, pero hay un deseo de comunión", dijo. El cardenal ha apostado por "poner en el centro de todas las reformas a Jesucristo".

Monseñor explicó que "todos somos misioneros". Y ha añadido que "en el Evangelio vemos un Jesús que no tiene éxito pero no te pierde la esperanza". En esta línea, ha apostado por "no perder la esperanza en nuestra labor".