El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Unas 500 personas asisten al encuentro de la comunidad Palautiana en Aitona

Aitona acogió el pasado sábado 4 de noviembre el II Encuentro Familia Palautiana, un encuentro religioso que organiza la congregación de Carmelitas Misiones Teresianas, congregación fundada por el aitonenc Francesc Palau i Quer. 

El pueblo natal del Padre Palau reunió alrededor de 500 personas llegadas de numerosos puntos de Catalunya y de España y, incluso, de países como Canadá, Kenia o Madagascar.  

La jornada se inició con una visita a la Cueva donde el beato se retiraba a orar. A continuación los visitantes se desplazaron al pabellón polideportivo de Aitona, donde tuvo lugar la comida de hermandad. Por la tarde, la jornada continuó con una visita a la Casa-museo del Padre Palau y, finalmente, se celebró una misa en la iglesia Sant Antolí presidida por el obispo de Lleida, Salvador Giménez. Al encuentro también asistieron otros religiosos de la congregación, así como sacerdotes de pueblos vecinos.  

La alcaldesa de Aitona, Rosa Pujol, agradeció a los visitantes y la organización que hayan elegido Aitona para acoger este evento y les invitó a volver siempre que quieran: "Aitona es y será tierra de paz".  

 Francesc Palau i Quer nació en Aitona el 29 de diciembre de 1811, alcanzó una gran trayectoria eclesiástica como misionero, apóstol y fundador de las congregaciones de los Carmelitas Descalzos Terciarios, que posteriormente dieron origen a las Hermanas Carmelitas Misioneras y las Carmelitas Misioneras Teresianas. Junto con Santa Teresa de Jesús Jornet y el beato Josep Camí, también nacidos en Aitona, el beato Francesc Palau i Quer representa una de las figuras religiosas más relevantes del Segrià.  

Durante la jornada la alcaldesa trasladó a los asistentes la voluntad del Ayuntamiento de dotar de más protección el patrimonio y legado del Padre Palau, por lo que el municipio pidió al Consejo Comarcal del Segrià declarar la Casa y la Cueva del Padre Palau como Bienes Culturales de Interés Local.