La Iglesia Nueva del Pont de Suert tiene una serie de gastos extraordinarios, puesto que son necesarias unas obras para mantener el templo que fue consagrado en 1955. Por eso desde el Consejo Parroquial están buscando Amigos de la Iglesia Nueva porque puedan hacer aportaciones económicas mensuales.

 

La pasada primavera ya se hicieron unas reparaciones en el interior del templo y desde el pasado 15 de julio han empezado las obras a la parte de fuera para resolver el problema de las humedades. Los trabajos inmediatos previstos son repasar las juntas y hacer una revisión completa de la impermeabilización. Más adelante habrá que restaurar el baptisterio y pintar el interior del templo. Las obras también servirán para dejar instalado un cable en la cubierta para facilitar el mantenimiento cada dos años, puesto que así lo han recomendado los técnicos.

 

El presupuesto de los trabajos ya realizados y de los que se están haciendo sube a 22.300 euros y de momento la parroquia no puede hacer frente sin la colaboración extraordinaria de los feligreses y de todas las personas que quieran participar en el mantenimiento de este edificio.

 

La iglesia se ha visto obligada a pedir un préstamo en el banco. Los donativos que hagan todos los Amigos de la Iglesia Nueva, como puede ser una aportación estable de 5 euros mensuales, se pueden desgravar a Hacienda. Solo hace falta que los interesados lo hagan constar al boletín que tienen que hacer llegar al banco y a la parroquia o vicaría.

 

Para mayor información podéis posaros en contacto con la parroquia del Pont de Suert a elpontdesuert@gmail.com.