El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Testimoni d'Elena Amorós, missionera lleidatana

Durant el mes de juny són moltes les diócesis que celebren un dia per recordar els missioners i missioneres sortits de les respectives diócesis. Nosaltres volem compartir aquesta carta de la missionera vedruna Elena Amorós, sortida de la nostra diòcesi, i que porta 62 anys a Perú (heu llegit bé, 62). Des de la Delegació de Missions, donem gràcies a Déu pel

bon servei que ha fet aquesta dona al llarg de la seva vida….i el que encara pot fer!.


En febrero cumplí los "90" y a pesar que tengo la mente clara y me valgo por mi misma necesito para todo más tiempo, asumo mis limitaciones dando gracias a Dios que me conserva la vida y el gozo de poder seguir mi misión de alguna manera.


Llevo ya 62 años en el Perú, y a pesar que la realidad es diferente a la de mi tierra natal, el amor y el deseo de extender el Reino, siempre me han dado fuerzas para todo, el Señor que me llamó, no ha dejado de acompañarme. He trabajado en la Costa y en la Sierra, en Colegios con niñas, en barriadas con mujeres y en la cárcel de varones. Como ya estoy jubilada vivo en la casa central de Lima.


Mi misión es la escucha, la gente necesita ser escuchada y con tantos años de acompañar a tanta gente siguen, viniendo, llamando y escribiendo, así que mi misión continua, atendiendo a los que me visitan, el teléfono y el Internet, vienen exalumnas, mujeres de los barrios y los ya salidos de la Cárcel que son los que más problemas de convivencia tienen, me llevan a sus casas para conversar con sus esposas e hijos.


Actualmente hay mucho problema en la nación, por paros, asaltos, muertes, es necesaria la ayuda del Señor, que a pesar de todo nunca nos deja. El Perú es una nación muy acogedora, solidaria y celebrativa en medio del sufrimiento y la pobreza todo lo celebran.