El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Una respuesta de Iglesia al drama del paro

Versión para impresiónVersión para impresión
Prop de vosaltres (Bisbe Salvador)
Producció
Data publicació: 
03/06/2016

IMPULSO SOLIDARIO POR EL TRABAJO es un marco de contacto entre el mundo empresarial y las 16 entidades de la Iglesia que forman la "Red de Entidades Cristianas de Acción Caritativa y Social del Obispado de Lleida" para facilitar la inclusión de personas en situación de riesgo social a partir de la ocupación. Es una acción que la Red realiza en nombre de toda la diócesis, preocupada y comprometida con las situaciones de pobreza, especialmente infantil, que genera la falta de trabajo.

IMPULSO SOLIDARIO POR EL TRABAJO se plantea continuar con la búsqueda de formas de cooperación entre empresas y entidades de la Red con la finalidad antes mencionada. Nos centramos en el dramático tema del paro, tan juvenil como el de larga duración en los colectivos más excluidos. En este Año Jubilar de la Misericordia luchar para que todas las personas tengan un trabajo decente es una de las mejores maneras de llevar a cabo las obras de misericordia: dar de comer, de beber, vestir, acoger ... que permite la vida con dignidad de las personas. "El trabajo debería ser el ámbito de este múltiple desarrollo personal ... es necesario que se siga buscando como prioridad el objetivo del acceso al trabajo por parte de todos" (Alabado Sea, 127).

Las entidades de la Red comparten un análisis de la realidad, la dedicación a la promoción humana y el desarrollo de la dignidad de las personas. Y todo vivido desde el Evangelio. También aportan el conocimiento y el trato directo con los colectivos que en estos momentos sufren las situaciones de paro más severas. Aportan metodologías de trabajo con estos colectivos y facilitan a las empresas maneras de poder llevar a cabo su Responsabilidad Social Empresarial, de una manera más organizada, efectiva y que puede llegar de manera directa y segura a las personas que sufren exclusión.

Consideramos que el Sector empresarial es un actor importante de la sociedad y que las empresas tienen y asumen responsabilidades sociales: la toma de conciencia sobre esta responsabilidad social de las empresas está más extendida en el mundo empresarial y abre la puerta a nuevas posibilidades de colaboración entre organizaciones como la nuestra y las empresas. Muchas empresas ya tienen en consideración la situación de personas en riesgo de exclusión para contratarlas. Lo mejor que pueden aportar las empresas son "los productos" que tienen y entre ellos el más importante: contratos de trabajo. Las empresas crean un doble valor social: para contratar personas en situación de riesgo de exclusión social y para hacerlo con entidades que aportan: seguimiento, arraigo en el territorio o trabajo comunitario y un enfoque global de las ayudas: repercute a toda la familia. "La actividad empresarial, que es una noble vocación orientada a producir riqueza ya mejorar el mundo para todos ... sobre todo si entiende que la creación de puestos de trabajo es parte ineludible de su servicio al bien común" (Alabado Sea, 129 ).

Hacemos un llamamiento a los empresarios, especialmente a los cristianos, por colaborar en ella. Convencidos de que ésta es siempre una buena inversión, ya que dejar de invertir en las personas para obtener un mayor rédito inmediato es muy mal negocio para la sociedad. Y también para las propias empresas.

+ Salvador Giménez, obispo de Lleida