El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

REFLEXIONES SOBRE LA FAMILIA Y LA PAZ

Versión para impresiónVersión para impresión
Prop de vosaltres (Bisbe Salvador)
Producció
Data publicació: 
25/12/2015
Fitxer audio: 

Estos días navideños nos ayudan a los cristianos a experimentar con una intensidad más entrañable las grandes cuestiones de la vida cristiana. Casi todo aflora desde nuestro interior como respuesta al regalo de Dios en el nacimiento de su Hijo. Contemplando las figuras del belén, conversando con amigos y familiares, dejándonos acompañar por adornos y luces abordamos todo aquello que nos preocupa o interpela. Tal vez porque disponemos de más tiempo para la reflexión y el diálogo o porque nos motiva el mismo acontecimiento salvador. Hablamos de la pobreza que aprisiona a millones de seres humanos, de la soledad de los ancianos y los mendigos, de la falsa distribución de la riqueza, de la solidaridad con los más necesitados, de la falta de respuesta de los cristianos ante la problemática actual, de la autenticidad de la vida cristiana, del sentido de nuestras celebraciones litúrgicas. De la familia tras la conclusión del Sínodo el pasado mes de octubre. Y un largo etcétera que sería interminable su relación.

    Temas profundos que, al tratarlos, no deben ser objeto de un análisis superficial y como de charla de café posterior a una buena comida. Los cristianos necesitamos hablar con un compromiso vital que nos permita entregar nuestra vida al servicio de los demás. Enumeramos los problemas, identificamos las causas, señalamos las consecuencias pero, ¿buscamos la propia conversión por si nuestra actuación produce la injusticia o la corrupción? A veces nuestro discurso se agota en la búsqueda de culpables de cualquier situación problemática y evitamos el compromiso sincero con nuestro prójimo. La actuación de los cristianos debe regularse con los parámetros que marca el Señor en el evangelio y que nos recuerda a diario el papa Francisco. El mismo que, en estas últimas semanas, insiste en la alegría como foco principal de irradiación de la luz de la fe a la sociedad actual. También ante la realidad del matrimonio y la familia.

    Me permito insistir hoy en dos grandes temas que a todos nos afectan: la familia y la paz. No da para mucho por la extensión de este comentario. Pero, al menos, os pido la oración y vuestro sincero compromiso a favor de la propia familia, donde habéis nacido y crecido en el amor y el respeto, y también en defensa de la familia en general, la formada por un padre, una madre y la bendición de los hijos. La imagen de la Sagrada Familia de Nazaret, José, María y Jesús, es el modelo de vida y de actuación de todo cristiano, de toda familia. En estos momentos en que se cuestionan los valores familiares, pidamos fortaleza para cada uno con el fin de sostener y servir mejor el mantenimiento de la institución familiar, regalo de Dios a la humanidad. Tras la conclusión del Sínodo sobre la familia estamos esperando el documento que el Papa nos dirigirá a todos con las principales aportaciones que los padres sinodales consideraron relevantes para que la Iglesia continúe con la defensa del matrimonio y de la familia cristiana

    Os pido también vuestra oración y compromiso a favor de la paz. El día uno de enero fue declarado por el papa Pablo VI, hace 49 años, Jornada Mundial de la Paz. El mensaje papal de este año 2016 tiene como título Vence la indiferencia, conquista la paz. Es un texto corto, sugerente y comprometido con esta realidad tan maltratada en muchas partes de nuestro mundo en estos momentos señalando algunas causas que producen la ausencia de la paz y recordando su fundamento evangélico que impulsa nuestra actuación personal en favor de la paz. Os animo a todos a su lectura. Os ayudará a tener un corazón pacífico y a trabajar sin descanso en vuestro entorno familiar y social.

+Salvador Giménez

Obispo de Lleida