El pasado 17 de marzo se celebró una reunión del equipo de seguimiento de la aplicación del Plan Diocesano Pastoral. participó el vicario general, padre Lluís Sallan, representantes de todos los arciprestazgos y se hizo presente el Obispo Salvador.

 

En este encuentro se presentaron diferentes propuestas a implantar durante este curso escolar. Entre las diferentes sugerencias destacan la confección de un material de buenas prácticas en la hora de proclamar la Palabra de Dios en las misas. En la misma línea, se propuso que a cada parroquia se lleve a cabo una formación para implementar estas buenas prácticas. También como seguimiento del Plan Pastoral se propuso poner al alcance de cada parroquia un folletín en el cual se exprese las iniciativas de formación y plegaria del Obispado. Además, en la época de Pascua se propone convocar todas las personas nombradas como ministras Extraordinaria de la Comunión de la diócesis.

 

En el ámbito de Evangelización y concretamente en el área de Pastoral Juvenil se trabaja para crear una plataforma pastoral de responsables y consiliarios que trabajan con los jóvenes y a la vegada un espacio pastoral en el cual participen los representantes jóvenes de cada agrupación. En el ámbito de Formación se apuesta para continuar con la línea de convocar y compartir pastoralmente aquellas instituciones que trabajan en este campo como la Escuela del Esparcimiento, catequesis, delegación de Enseñanza, IREL, colegio Episcopal y la Academia Mariana.

 

Concretamente en el área de catequesis se propone que se incorporen recursos virtuales a la formación. En esta línea hay que recordar que se han distribuido 30 tabletas entre colectivos vulnerables. Dentro del área sociocaritativa se ha constituido una comisión para analizar los retos y necesidades que se están generando en las personas a causa de la pandemia.

 

En relación con la organización de los arciprestazgos se propone reflexionar sobre la configuración de los actuales arciprestazgos. Entre otras propuestas se está reflexionando sobre la posibilidad de reunir todas las parroquias de Lleida ciudad en un solo arciprestazgo, así como a modificar los límites de los arciprestazgos rurales en función de las necesidades.

 

Por otro lado, con relación a las unidades pastorales los asistentes se constata que su implementación está vinculada al rector de cada uno de ellas.

 

A la vegada, sobre las delegaciones se apuesta para crear una nueva delegación específica de Formación de niños, adolescentes y jóvenes. También se propone crear otra delegación que atienda la administración, el Patrimonio y el Mantenimiento de edificios. En este sentido, se destaca que no hace falta solo un inventario sino también un plan director de mantenimiento y rentabilización de las propiedades.

 

Para cerrar se destacó la necesidad de continuar el trabajo de capacitación e implementación de los recursos telemáticos por acercar el Evangelio y el trabajo pastoral.

 

FOTO: Archivo