El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Beatificacions

01/09/2013

Orensano, fulgía por sensato, prudente, mortificado particularmente soportando agudos dolores reumáticos. Lo suyo eran los servicios más humildes, pero los hacía con veneración. Presenció cómo profanaban y quemaban su querida iglesia del Buen Suceso de Barcelona. Cuando se delató porque dijo “¡Jesús!”, ante un estornudo, lo golpearon y lo estrellaron contra las paredes repetidas veces. Su cuerpo apareció en el Hospital Clínico mutilado e irreconocible.

29/08/2013

Nació en Castellote, Teruel. Fue liturgista formado en Roma, postulador de las causas de los santos, procurador y secretario general. Terminado su periodo romano, trabajó con ardor en su provincia, como gran misionero en Puerto Rico, rector del colegio mercedario de Lérida y superior de El Olivar. Virtuoso, gran organizador, prudente y ecuánime, era modelo para todos los religiosos. Murió perdonado a los asesinos y cantando el Te Deum a coro con el padre Manuel Sancho, el 7 de agosto de 1936.

28/08/2013

A su madre le decía: «No he nacido para el campo, he nacido para ser religioso».

27/08/2013

Los testimonios que de él tenemos nos hablan de que «empleaba su peculiar habilidad para un sinfín de menesteres en la comunidad y en el colegio. Por ejemplo, en Lucena, fue operador de cine: realizaba éste y otros menesteres con dedicación y esmero. Por donde pasó, dejó recuerdo de persona seria y convencida de su vocación religiosa».Podéis leer su biografía.

Más información sobre los mártires maristas, aquí.

31/08/2013

El oficio de su padre -panadero- y la enfermedad de su madre fueron las causas de que Elías apenas pudiera disfrutar del amor de sus progenitores en su infancia. Pero tuvo la fortuna de estudiar en la escuela marista de Centelles en la que compensó las deficiencias de la educación familiar.

29/08/2013

Al comenzar la persecución religiosa en España, comentaban los hermanos los temibles acontecimientos de aquellos días y algunos se sentían inquietos por el porvenir. El verdadero temple del H. Félix Amancio quedó reflejado en esta frase que él pronunció: «No hay que pasar pena; si nos matan, moriremos mártires y, con nuestras vidas repararemos plenamente, de una vez, por todos nuestros pecados».

28/08/2013

Nació en Híjar, Teruel. Ingresó a los veinte años en El Olivar. Era observante, humilde, obediente, trabajador, amante de las cosas de la comunidad, grave y jovial. Contagiaba alegría a cuantos le trataban. Estuvo cuarenta y cinco años al frente de la explotación agrícola de El Olivar; siendo de su incumbencia las caballerías, los vinos, los criados, las sementaras. Pero, sobre todo descolló como buen religioso, observante y devoto. Fue de los últimos en abandonar El Olivar, el 5 de agosto.

26/08/2013

Ocupó el cargo de prefecto de internos en varios colegios en donde estuvo, empleo que le cuadraba de forma admirable y en el que fue un verdadero educador. Manifestaba en este cargo una gran prudencia y un enorme respeto hacia los alumnos, incluso hacia los menos disciplinados. A todos ellos los trataba con amabilidad. Conseguía todo lo que deseaba de sus alumnos, empleando para ello la prudencia y la razón, pero teniendo siempre comprensión con ellos y ocultando atinadamente sus defectos humanos.

Páginas