El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

News.va Official Vatican Network

Subscribe to canal de noticias News.va Official Vatican Network
Actualizado: hace 1 hora 55 mins

El Papa a líderes religiosos de Myanmar: paz y unidad en las diferencias

Mar, 28/11/2017 - 11:27am
«¡Construyan la paz. No se dejen igualar por la colonización de culturas. La verdadera armonía divina se hace a través de las diferencias. Las diferencias son una riqueza para la Paz!» En el Arzobispado de Rangún el Papa Francisco mantuvo un cordial encuentro con 17 líderes religiosos de Myanmar, budistas, islámicos, hindúes, judíos, católicos y cristianos. El encuentro duró cerca de cuarenta minutos. Después de las intervenciones de algunos exponentes, el Papa pronunció su discurso, improvisando sus palabras en español. Con su saludo lleno de gratitud, recordando el Libro de los Salmos, el Obispo de Roma exclamó: «“Qué hermoso es ver a los hermanos unidos”. Unidos no quiere decir iguales». Y, haciendo hincapié en que «la unidad no es uniformidad, aun dentro de la misma confesión. Cada uno tiene sus valores, sus riquezas, y también sus deficiencias», señaló que «somos todos diferentes y cada confesión tiene sus riquezas, sus tradiciones, sus riquezas para dar, para compartir. Y esto solamente puede ser si se vive en paz». El Papa Francisco reiteró que «la paz se construye en el coro de las diferencias. La unidad siempre se da con las diferencias » Y «la paz es armonía» En este contexto, añadió que «nosotros, en este tiempo que nos toca vivir, experimentamos una tendencia mundial hacia la uniformidad, a hacer todo igual. Eso es matar la humanidad» . Calificando esta tendencia como «colonización cultural», el Papa alentó a «entender la riqueza de nuestras diferencias (étnicas, religiosas, populares)», pues «desde esas diferencias se da el diálogo. Y desde esas diferencias uno aprende del otro, como hermanos… que, como hermanos, se van ayudando a construir este país, que incluso geográficamente tiene tantas riquezas y diferencias». «La naturaleza en Myanmar ha sido muy rica en las diferencias. No tengamos miedo a las diferencias», exhortó también el Papa , recordando luego que «uno es nuestro padre. Nosotros somos hermanos. Querámonos como hermanos. Y si discutimos entre nosotros, que sea como hermanos. Que enseguida se reconcilian. Siempre vuelven a ser hermanos. Yo pienso que solo así se construye la paz». (CdM) Texto completo de las palabras del Papa Francisco: «En primer lugar, muchas gracias por haber venido. Quizás tendría que haber ido yo a visitar a cada uno de ustedes, pero ustedes han sido generosos y me ahorraron el trabajo. Gracias. En el momento en que ustedes hablaban me vino a la mente una oración. Una oración que rezamos a menudo, tomada del Libro de los Salmos: “Qué hermoso es ver a los hermanos unidos". Unidos no quiere decir iguales. La unidad no es uniformidad, aun dentro de la misma confesión. Cada uno tiene sus valores, sus riquezas, y también sus deficiencias. Somos todos diferentes y cada confesión tiene sus riquezas, sus tradiciones, sus riquezas para dar, para compartir. Y esto solamente puede ser si se vive en paz. Y la paz se construye en el coro de las diferencias. La unidad siempre se da con las diferencias. Por tres veces uno de ustedes usó la palabra armonía. Ésa es la paz: la armonía, la armonía. Nosotros, en este tiempo que nos toca vivir, experimentamos una tendencia mundial hacia la uniformidad, a hacer todo igual. Eso es matar la humanidad. Eso es una colonización cultural. Y nosotros debemos entender la riqueza de nuestras diferencias (étnicas, religiosas, populares), y desde esas diferencias se da el diálogo. Y desde esas diferencias uno aprende del otro, como hermanos… que, como hermanos, se van ayudando a construir este país, que incluso geográficamente tiene tantas riquezas y diferencias. La naturaleza en Myanmar ha sido muy rica en las diferencias. No tengamos miedo a las diferencias. Uno es nuestro padre. Nosotros somos hermanos. Querámonos como hermanos. Y si discutimos entre nosotros, que sea como hermanos. Que enseguida se reconcilian. Siempre vuelven a ser hermanos. Yo pienso que solo así se construye la paz. Yo les agradezco que ustedes hayan venido a visitarme. Soy yo que estoy visitando a ustedes. Y quisiera al menos que espiritualmente tuvieran esa [visita?]: la de un hermano más. Gracias. Construyan la paz. No se dejen igualar por la colonización de culturas. La verdadera armonía divina se hace a través de las diferencias. Las diferencias son una riqueza para la Paz. Muchas gracias. Y me permito una oración: de hermano a hermanos. Una antigua bendición que nos incluye a todos: “El Señor los bendiga y los proteja, haga brillar su rostro sobre ustedes y les muestre su gracia. Les descubra su rostro y les conceda la paz”. Thank you very much». (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Papa Francisco: “Espero que sea fructuoso”

Lun, 27/11/2017 - 12:12pm
De María Fernanda Bernasconi, SpC Durante el vuelo papal – de poco más de diez horas – con destino a Rangún – la ciudad más grande de Myanmar y antigua capital del país – Greg Burke , Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, le manifestó al Santo Padre en nombre de todos los periodistas presentes la alegría de compartir con él algunos minutos recordando que Francisco ha dicho que el objetivo de este nuevo Viaje Apostólico es llevar un mensaje de reconciliación, de perdón y de paz. A lo que el Papa respondió: “Buenas noches y muchas gracias por la compañía. Gracias por su trabajo que siempre siembra tanto bien. Les deseo una buena permanencia. Dicen que hace mucho calor, lo siento, y espero que sea fructuoso. Ahora los saludo”. (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Ángelus del Papa: Cristo se nos presenta como Rey, pastor y juez

Dom, 26/11/2017 - 1:42pm
De María Fernanda Bernasconi, SpC A la hora del Ángelus del último domingo del año litúrgico el Papa recordó que celebramos la solemnidad de Cristo, Rey del universo, cuya realeza es de guía y servicio, si bien esta realeza, al final de los tiempos, se afirmará como juicio. Por esta razón – dijo Francisco – “hoy tenemos ante nosotros a Cristo como Rey, pastor y juez”, que nos muestra los criterios de pertenencia al Reino de Dios. Además, el Obispo de Roma afirmó que el Evangelio según San Mateo nos presenta la visión grandiosa de Jesús que se dirige a sus discípulos diciendo: “Cuando el Hijo del hombre vendrá en su gloria, y todos los ángeles con Él, se sentará en el trono de su gloria. Y explicó que se trata de la introducción solemne al relato del juicio universal . Sí, porque tras haber vivido su existencia terrenal en la humildad y la pobreza, Jesús se presenta ahora en la gloria divina que le pertenece. Y añadió que la humanidad entera está convocada ante Él, que ejerce su autoridad “separando unos de otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras”. De ahí que el Pontífice haya recordado que a los que ha puesto a su derecha les dice: “Vengan, benditos de mi Padre, reciban en herencia el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo”, porque tuve hambre y me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, fui extranjero y me acogieron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, estuve en la cárcel y vinieron a verme. Naturalmente – prosiguió diciendo el Papa Bergoglio – estas palabras no terminan de sorprendernos, aunque el mismo Señor declara que todo lo que se le ha hecho a uno solo de los hermanos más pequeños, “me lo han hecho a mí”. Así nos revela hasta qué punto llega el amor de Dios, no sólo cuando estamos bien y nos sentimos sanos y felices, sino cuando estamos necesitados. De una manera escondida Él permite que lo encontremos y nos tiende la mano como si fuera un mendicante. De este modo Jesús revela el criterio decisivo de su juicio, es decir, el amor concreto por el prójimo que padece dificultades, revelando el poder del amor y la realeza de Dios que es solidario con quien sufre para suscitar por doquier actitudes y obras de misericordia. Tras recordar que al final de nuestra vida seremos juzgados en el amor, es decir, en nuestro empeño concreto de amar y servir a Jesús en nuestros hermanos más pequeños y necesitados, el Papa afirmó que el Señor vendrá al final de los tiempos para juzgar a todas las naciones, aunque también viene a nosotros cada día, de tantos modos diversos, y nos pide que lo acojamos. Que la Virgen María – terminó diciendo Francisco – nos ayude a encontrarlo y recibirlo en su Palabra y en la Eucaristía, así como en los hermanos y hermanas que padecen hambre, enfermedades, opresiones e injusticias. Texto y audio completo de las palabras del Papa Francisco en el Ángelus Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! En este último domingo del año litúrgico celebramos la Solemnidad de Cristo Rey del universo. La suya es una realeza de guía, de servicio, y también una realeza que al final de los tiempos se afirmará como juicio. Hoy tenemos ante nosotros a Cristo como rey, pastor y juez, que muestra los criterios de pertenencia al Reino de Dios. Estos son los criterios. La página evangélica se abre con una visión grandiosa. Jesús, dirigiéndose a sus discípulos, dice: «Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso» (Mt 25,31). Se trata de la introducción solemne de la narración del juicio universal. Después de haber vivido la existencia terrena en humildad y pobreza, Jesús se presenta ahora en la gloria divina que le pertenece, rodeado del ejército angélico. La humanidad entera es convocada ante Él y Él ejercita su autoridad separando los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras. A quienes ha puesto a su derecha dice: «Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver» (vv. 34-36). Los justos se quedaran sorprendidos, porque no recuerdan jamás de haber encontrado a Jesús, y mucho menos de haberlo ayudado de ese modo; pero Él dirá: «Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo» (v. 40). Esta palabra no termina nunca de sorprendernos, porque nos revela hasta qué punto llega el amor de Dios: hasta el punto de identificarse con nosotros, pero no cuando estamos bien, cuando estamos sanos y felices, no, sino cuando estamos en la necesidad. Y de este modo escondido Él se deja encontrar, nos extiende la mano como un mendigo. Así Jesús revela el criterio decisivo de su juicio, es decir, el amor concreto por el prójimo en dificultad. Y así se revela el poder del amor, la majestad de Dios: solidario con quien sufre para suscitar en todas partes actitudes y obras de misericordia. La parábola del juicio prosigue presentando al rey que aleja de sí a aquellos que durante su vida no se han preocupado de las necesidades de los hermanos. También en este caso ellos se quedaran sorprendidos y preguntaran: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?» (v. 44). Sobre entendido: “¡Si te hubiéramos visto, seguramente te habríamos ayudado!”. Pero el rey responderá: «Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo» (v. 45). Al final de nuestra vida seremos juzgados sobre el amor, es decir, sobre nuestro concreto compromiso de amar y servir a Jesús en nuestros hermanos más pequeños y necesitados. Ese mendigo, aquel necesitado que extiende la mano es Jesús; ese enfermo que debo visitar es Jesús; ese encarcelado es Jesús; ese hambriento es Jesús. Pensemos en esto. Jesús vendrá al final de los tiempos para juzgar a todas las naciones, pero viene a nosotros cada día, de tantos modos, y nos pide acogerlo. La Virgen María nos ayude a encontrarlo y recibirlo en su Palabra y en la Eucaristía, y al mismo tiempo en los hermanos y en las hermanas que sufren el hambre, la enfermedad, la opresión, la injusticia. Puedan nuestros corazones acogerlo en el hoy de nuestra vida, para que seamos recibidos por Él en la eternidad de su Reino de luz y de paz. (Traducción del italiano, Renato Martinez – SpC) Dolor del Papa  Después de rezar a la Madre de Dios, el Santo Padre Francisco saludó afectuosamente a los  numerosos fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro . Ante todo el Papa  manifestó su gran dolor ante al atentado en una mezquita en el norte del Sinaí, en Egipto. “Sigo rezando – dijo – por las numerosas víctimas, por los heridos y por toda aquella comunidad tan duramente afectada. Que Dios nos libre de estas tragedias y sostenga los esfuerzos de todos los que trabajan por la paz, la concordia y la convivencia. Esas personas en aquel momento rezaban; también nosotros, en silencio, rezamos por ellas”.  Beatificación de la Madre Catalina de María Rodríguez A continuación el Santo Padre recordó la beatificación, el sábado 25 de noviembre en Córdoba, Argentina, de la Madre Catalina de María Rodríguez , fundadora de la Congregación de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús. Y destacó que se trata del primer instituto religioso femenino de vida apostólica en esta nación. A la vez que añadió que la nueva beata vivió en el siglo XIX primero como esposa y una vez viuda, como consagrada a Dios, dedicándose a la atención espiritual y material de las mujeres más pobres y vulnerables. De ahí que Francisco haya invitado a alabar al Señor “por esta mujer apasionada por el Corazón de Jesús y por la humanidad”. Después de saludar  a los diversos grupos de fieles y peregrinos procedentes de diversos países, el Pontífice recordó a la comunidad ucraniana que tiene presente la tragedia del Holodomor, es decir la muerte por hambre provocada por el régimen estaliniano con millones de víctimas. “Rezo por Ucrania – dijo el Papa – para que la fuerza de la fe contribuya a curar las heridas del pasado y promover caminos de paz”. Viaje apostólico a Myanmar y Bangladés Por último, antes de despedirse, Francisco recordó que esta noche inicia su Viaje apostólico a Myanmar y Bangladés , razón por la cual pidió a los fieles que lo acompañen con su oración, para que su presencia sea para aquellas poblaciones un signo de cercanía y esperanza. (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Papa: sinodalidad de la Iglesia y misericordia en el nuevo proceso matrimonial

Sáb, 25/11/2017 - 3:03pm
Cordial audiencia del Papa a los participantes en el curso del Tribunal de la Rota Romana. El Papa Francisco alentó a los queridos hermanos y hermanas que participaron en el curso de formación sobre «El nuevo proceso matrimonial y el procedimiento Super Rato ». Destacando la importancia de estos cursos, que se celebran también en otras diócesis del mundo, el Obispo de Roma subrayó que es necesario dedicar gran tención y análisis a los dos  recientes Motu proprio:  Mitis Iudex Dominus Iesus y Mitis et misericors Iesus,  con el fin de aplicar los nuevos procedimientos establecidos… que han surgido de un contexto sinodal, que son expresión de un método sinodal, que son meta de un serio camino sinodal », enfatizó el Papa: «Ante las cuestiones más espinosas que conciernen a la misión evangelizadora y a la salvación de las almas, es importante que la Iglesia recupere cada vez más la praxis sinodal de la primera comunidad de Jerusalén, donde Pedro junto con los Apóstoles y con toda la comunidad bajo la acción del Espíritu Santo trataban de actuar según el mandamiento del Señor Jesús». El Santo Padre subrayó también que en las Asambleas sinodales sobre la familia las finalidades eran la promoción y la tutela de la familia, del matrimonio cristiano, así como la familia en el mundo de hoy, la preparación al sacramento matrimonial, la forma de socorrer a cuantos sufren por el fracaso de su matrimonio, la educación de los hijos. Con su exhortación a que volviendo a sus comunidades, se esfuercen en ser «misioneros y testimonios del espíritu sinodal, y de la consolación pastoral que es el fin de esta nueva normativa matrimonial, para corroborar la fe del pueblo santo de Dios mediante la caridad», el Papa recordó la importancia de su servicio: «Ustedes están llamados a ser próximos en la soledad y en el sufrimiento de los fieles que esperan de la justicia eclesial la ayuda competente y factual para poder encontrar la paz de sus conciencias y la voluntad de Dios sobre la readmisión a la Eucaristía». En este contexto, el Papa reiteró que el nuevo proceso matrimonial «es expresión de que la Iglesia es capaz de cuidar al que está herido de diversos modos por la vida y, al mismo tiempo, es llamado al empeño en favor de la defensa de la sacralidad del vínculo matrimonial» . «Con el fin de hacer que la aplicación de la nueva ley del proceso matrimonial, dos años después de su promulgación, sea causa y motivo de salvación y paz para el gran número de fieles heridos en su situación matrimonial, he decidido, en razón del oficio de Obispo de Roma y Sucesor de Pedro , precisar definitivamente algunos aspectos fundamentales de los dos Motu proprio, en particular la figura del Obispo diocesano como juez personal y único en el Proceso breviore». 1  El Obispo diocesano en virtud de su oficio pastoral es juez personal y único en el proceso breviore . 2 Por lo tanto, la figura del Obispo-diocesano-juez es arquitrabe,  principio constitutivo y elemento discriminante de todo el proceso breviore , instituido por los dos Motu proprio. 3 En el proceso breviore se requieren, ad validitatem , dos condiciones inseparables: el episcopado y el ser cabeza de una comunidad diocesana de fieles (cfr canon 381§ 2). Si falta una de las condiciones el proceso breviore no puede tener lugar. La instancia debe ser juzgada con el proceso ordinario. 4 La competencia exclusiva y personal del Obispo diocesano, puesta en los criterios fundamentales del proceso breviore, se refiere directamente a la eclesiología del Vaticano II, que nos recuerda que solo el Obispo tiene ya, en la consagración, la plenitud de toda la potestad, que es ad actum expedita, a través de la missio canónica. 5 El proceso breviore no es una opción que el Obispo diocesano puede elegir, sino una obligación , que le proviene de su consagración y de la missio recibida. Él es competente exclusivo en las tres fases del proceso breviore. la instancia se debe dirigir siempre al Obispo diocesano; la instrucción, como ya he afirmado en el discurso del 12 de marzo de este año al Curso en la Rota Romana, el Obispo la conduzca «siempre coadyuvado por el Vicario judicial o por otro instructor, también laico, por el asesor, y siempre presente el defensor del vínculo». Si el Obispo carece de clérigos o laicos canonistas, la caridad que caracteriza el oficio episcopal, de un obispo más próximo podrá ayudarlo por el tiempo necesario. Además recuerdo que el proceso breviore debe cerrarse habitualmente en una sola sesión, requiriendo como condición imprescindible la absoluta evidencia de hechos comprobantes la presunta nulidad  matrimonial, más allá del consenso de los dos esposos. la decisión pronunciada coram Domino, es siempre y solo del Obispo diocesano. 6 Encomendar todo el proceso breviore al tribunal interdiocesano (tanto del más próximo como de más diócesis) llevaría a desnaturalizar y reducir la figura del Obispo padre, cabeza y juez de sus fieles a mero firmante de la sentencia.   7 La misericordia, uno de los criterios fundamentales que aseguran la salus, requiere que el Obispo diocesano actúe cuanto antes el proceso breviore ; en caso, luego, de que no se considere listo en el presente para actuarlo, debe reenviar la causa el proceso ordinario, el cual de todos modos debe ser conducido con la debida solicitud. 8 La proximidad y la gratuidad, como he reiterado repetidamente, son las dos perlas de las cuales tienen necesidad los pobres, que la Iglesia debe amar sobre todas las cosas . 9 En lo que corresponde a la competencia, al recibir la apelación contra la sentencia afirmativa en el proceso breviore, del Metropolita o del Obispo indicado en nuevo canon 1687, se precisa que la nueva ley ha conferido al Decano de la Rota una potestas decidendi nueva y por lo tanto constitutiva sobre el rechazo o la admisión de la apelación. Para concluir, el Papa quiso reiterar claramente que ello ocurre sin pedir el permiso o la autorización a otra Institución o a la Signatura Apostólica (CdM) (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Pésame del Papa por el atentado en la mezquita del Sinaí en Egipto

Vie, 24/11/2017 - 9:12pm
Al menos 270 personas murieron y 90 resultaron heridas en un ataque terrorista , acaecido el viernes 24 de noviembre contra la mezquita Al Rauda, ubicada al oeste de la ciudad de Al Arish, en el norte de la península del Sinaí, en Egipto. Según fuentes oficiales, se trata de uno de los atentados más sangrientos de la historia reciente del país. El Papa Francisco ha expresado su dolor y pésame ante esta tragedia en un telegrama, firmado por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin. «Su Santidad, el Papa Francisco, está profúndamente desolado al conocer esta enorme pérdida de vidas causada por los ataques terroristas en la Mezquita de Al Rauda, en el norte de Sinaí. El Santo Padre acompaña en el dolor al pueblo egipcio y encomienda el alma de todas las víctimas, a la Misericordia de Dios Omnipotente, invocando su divina bendición, consuelo y paz para sus familiares. Renovando su firme condena a este tipo de actos brutales dirigidos a ciudadanos inocentes, el Santo Padre asegura sus oraciones y se une a todas las personas de buena voluntad, implorando que los corazones endurecidos por el odio, puedan renunciar al camino de la violencia, dejando a un lado tanto sufrimiento y uniéndose al camino de la Paz».    (SL-SpC) (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Homilía del Papa: nuestras iglesias no son supermercados

Vie, 24/11/2017 - 3:58pm
De María Fernanda Bernasconi - SpC Vigilancia, servicio y gratuidad: son las tres palabras que el Papa Francisco destacó en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta el cuarto viernes de noviembre. El Santo Padre comentó las dos lecturas propuestas por la Liturgia del día. La primera tomada del Libro de los Macabeos y la segunda del Evangelio de San Lucas, cuyo tema común se refiere a la purificación del templo. Así como Judas y sus hermanos volvieron a consagrar el templo profanado por los paganos, del mismo modo Jesús echa a los mercantes de la casa del Señor transformada en una guarida de ladrones. Y al respecto el Pontífice formuló una pregunta: ¿cómo se hace para que el templo de Dios vuelva a ser puro? Su respuesta fue a través de la vigilancia, el servicio y la gratuidad. Está atento, está atenta: ¿qué sucede en tu corazón? “El templo de Dios más importante es nuestro corazón” – dijo el Papa – porque dentro de nosotros habita el Espíritu Santo. Pero, ¿qué sucede en mi corazón? Estar atentos a lo que sucede en nuestro templo, dentro de nosotros “¿He aprendido a vigilar dentro de mí, para que el templo, en mi corazón, sea sólo para el Espíritu Santo? Purificar el templo, el templo interior y vigilar. Está atento, está atenta: ¿qué sucede en tu corazón? Quien viene, quien va… ¿Cuáles son tus sentimientos, tus ideas? ¿Hablas con el Espíritu Santo? ¿Escuchas al Espíritu Santo? Vigilar. Estar atentos a lo que sucede en nuestro templo , dentro de nosotros”. Jesús está presente de modo especial en los enfermos, en los que sufren, en los hambrientos y en los encarcelados El Obispo de Roma prosiguió explicando que Jesús “está presente, de modo especial en los enfermos, en los que sufren, en los hambrientos y en los encarcelados”. Él mismo lo ha dicho: “Y yo me pregunto: ¿sé custodiar aquel templo? ¿Cuido el templo con mi servicio? ¿Me acerco para ayudar, para vestir, para consolar a aquellos que tienen necesidad? San Juan Crisóstomo regañaba a quienes hacían tantas ofrendas para adornar, para embellecer el templo físico y no se ocupaban de los necesitados. ¡Reprendía! Y decía: “No, esto no va bien. Primero el servicio, después las decoraciones”. Por lo tanto, hay que purificar el templo que son los demás. “Cuando nos acercamos a prestar un servicio – prosiguió diciendo Francisco –, para ayudar, nos asemejamos a Jesús que está allí dentro”. La tercera actitud que el Papa indicó antes de concluir su reflexión fue la de la gratuidad. Y lo explicó de la siguiente manera: Cuántas veces con tristeza entramos en un templo y no sabemos si estamos en la casa de Dios o en un supermercado… “Cuántas veces con tristeza entramos en un templo; pensemos en una parroquia, un obispado, no sé…, pensemos, y no sabemos si estamos en la casa de Dios o en un supermercado. Allí hay comercio, incluso está la lista de precios para los sacramentos. Falta la gratuidad. Y Dios nos ha salvado gratuitamente, no nos hizo pagar nada”. Que nuestras iglesias sean de servicio y gratuitas El Papa Bergoglio anticipó una objeción: pero es necesario tener dinero para hacer que marchen las estructuras, para mantener a los sacerdotes, etc. Y respondió: “Tu da la gratuidad y Dios hará el resto. Dios hará lo que falta”. Que nuestras iglesias – concluyó – sean “iglesias de servicio, iglesias gratuitas”. (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Papa: Contemplar migraciones con confianza para construir un futuro de paz

Vie, 24/11/2017 - 3:58pm
De María Cecilia Mutual Con un deseo de “paz a todas las personas y a todas las naciones de la tierra” inicia el Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz 2018, titulado “Migrantes y refugiados:  hombres y mujeres que buscan la paz”. Una paz que es una aspiración profunda de todas las personas, asegura Francisco, señalando que “es el deseo especialmente de aquellos que más sufren por su ausencia”. Con esta premisa el Papa recuerda, de manera particular, a los más de 250 millones de migrantes en el mundo que buscan un lugar “donde vivir en paz”. En el Mensaje, el abrazo misericordioso del Papa “a todos los que huyen de la guerra y del hambre, o que se ven obligados a abandonar su tierra a causa de la discriminación, la persecución, la pobreza y la degradación ambiental”. Con este espíritu de misericordia, el Pontífice evidencia que acoger al otro exige un “compromiso concreto,  una cadena de ayuda y de generosidad, una atención vigilante y comprensiva, la gestión responsable de nuevas y complejas situaciones que, en ocasiones, se añaden a los numerosos problemas ya existentes, así como a unos recursos que siempre son limitados”.  El Santo Padre exhorta entonces a los gobernantes a ejercitar “la virtud de la prudencia” necesaria para que sepan acoger, promover, proteger e integrar, estableciendo medidas prácticas que, “respetando el recto orden de los valores”, ofrezcan a los ciudadanos los bienes materiales y espirituales necesarios, garantizando en las comunidades el desarrollo armónico. El Pontífice reitera que conflictos armados y violencia organizada siguen causando el desplazamiento de las poblaciones, pero no es ésta la única causa: porque las personas, dice el Papa, también migran “por el anhelo de una vida mejor” y con el deseo de dejar atrás la “desesperación” de un futuro imposible de construir. Quien no puede disfrutar del derecho de construir su propio futuro, “no puede vivir en paz”, asegura. Francisco habla claramente de quienes fomentan “el miedo hacia los migrantes, en ocasiones con fines políticos” denunciando que  en vez de construir la paz, siembran violencia, discriminación racial y xenofobia . Y contrastando esta actitud, invita a mirar las migraciones globales con mirada llena de confianza, como oportunidad para construir un futuro de paz, para todos. Texto completo del Mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de la Paz 2018     (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

El Papa: “Esperamos con alegría un día celebrar juntos en el mismo altar”

Vie, 24/11/2017 - 3:11pm
“Cuando miramos la cruz o hacemos el signo de la cruz, estamos invitados a recordar los sacrificios sufridos en unión al de Jesús y al estar cerca de cuantos llevan hoy una cruz pesada sobre sus espaldas”, lo dijo el Papa Francisco a los miembros de la Comisión Mixta para el diálogo teológico entre la Iglesia Católica y la Iglesia Asiria de Oriente, a quienes recibió en audiencia, la mañana del viernes 24 de noviembre, en el Vaticano. En su discurso, el Santo Padre recordó con alegría el cordial encuentro, de hace un año atrás, con su Santidad Mar Gewargis III, que constituyó un paso más en el camino de acrecentar la cercanía y la comunión entre ambas Iglesias. “Encontrarnos hoy nos ofrece la oportunidad de mirar con gratitud el camino realizado por la Comisión Mixta, establecida después de la firma histórica, aquí en Roma en 1994, de la Declaración cristológica común. Confesada la misma fe en el misterio de la Encarnación, la Comisión puso en programa dos fases: una sobre la teología sacramental y otra sobre la constitución de la Iglesia”. Refiriéndose a la nueva Declaración común, el Obispo de Roma subrayó la importancia del signo de la cruz como un símbolo explícito de unidad entre todas las celebraciones sacramentales. “Cuando miramos la cruz o hacemos el signo de la cruz, somos también invitados a recordarnos los sacrificios sufridos en unión al de Jesús y al estar cerca de cuantos llevan hoy una cruz pesada sobre sus espaldas. Incluso, la Iglesia Asiria de Oriente, junto a otras Iglesias y a tantos hermanos y hermanas de la región, sufren persecuciones y son testigos de violencias brutales, perpetradas en nombre de extremismos fundamentalistas”. A esta trágica situación, afirmó el Papa, se suma el drama del violento terremoto que afecto Irak, tierra nativa de esta Iglesia; e Irán, donde se encuentran desde hace tiempo sus comunidades, al igual que en Siria, en el Líbano y en India. “Así, en particular en los periodos de mayor sufrimiento y privación, un gran número de fieles han debido dejar sus propias tierras, emigrando a otros países y acrecentando la comunidad de la diáspora, que tienen muchos desafíos por afrontar. Entrando en algunas sociedades, por ejemplo, se encuentran dificultades dadas por una no siempre fácil integración y una marcada secularización, que pueden obstaculizar el cuidado de sus riquezas espirituales de sus propias tradiciones y el mismo testimonio de fe”. En todo este contexto, señaló el Papa Francisco, el signo de la cruz puede recordar que el Señor de la misericordia no abandona jamás a sus hermanos, sino los acoge y sana sus heridas. “Haciendo el signo de la cruz, evocamos las llagas de Cristo, esas llagas que la resurrección no han borrado, sino ha llenado de luces. Así también las heridas de los cristianos, también aquellas abiertas, cuando son atravesadas por la presencia de Jesús y de su amor, se hacen luminosas, se convierten en signos de luz pascual en un mundo envuelto por las tinieblas”. Con estos sentimientos, concluyó el Papa Francisco, quisiera invitarlos a continuar caminando, confiando en la ayuda de tantos hermanos y hermanas que han dado la vida siguiendo al Crucificado. “Ellos, en el cielo ya plenamente unidos, son los maestros y los padres de nuestra comunión visible en la tierra. Por su intercesión pido también al Señor que los cristianos de sus tierras puedan obrar, en el paciente trabajo de reconstrucción después de tantas devastaciones, en paz y en el pleno respeto de todos”. Renato Martinez - SpC (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

El Papa reza por Sudán del Sur y el Congo: "Es hipocresía negar la masacre de mujeres y niños"

Jue, 23/11/2017 - 7:25pm
De Mireia Bonilla En la tarde del 23 de noviembre el Pontífice presidió una Celebración Litúrgica de oración por la paz en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo desde la Basílica de San Pedro en el Vaticano bajo el deseo de “esparcir con nuestra oración semillas de paz” en estas dos naciones, así como “en todas las partes del mundo que sufren por la guerra”. Francisco convocó esta oración por la paz en estos dos países, que son de los más castigados en el planeta, rezando para que el Señor resucitado “ derribe los muros de la enemistad que dividen hoy a los hermanos”, “ socorra a las mujeres víctimas de la violencia en las zonas de guerra y en cualquier parte del mundo” y “ salve a los niños que sufren a causa de conflictos que no tienen que ver con ellos” pero que “les roban su infancia y a veces también la propia vida. El pontífice también condenó la “hipocresía” afirmando que es a través de ella donde la guerra muestra su rostro más horrible: ¡Cuánta hipocresía cuando se niegan las masacres de mujeres y niños! exclamó. Además, pidió al Señor que dotara tanto a los gobernantes como a todos los responsables “un espíritu noble y recto, firme y valiente en la búsqueda de la paz, mediante el diálogo y la negociación”. Asegurando su cercanía a estas naciones, y exhortando a todos a rezar por la paz y por nuestros hermanos afectados, el Papa aseguró que “los cristianos creemos y sabemos que la paz es posible porque Cristo ha resucitado”. Una celebración, que estuvo abierta para todos, sin necesidad de entrada, en la que el Papa Francisco explicó que le hubiera gustado poder visitar ambos países, pero ante la imposibilidad asegura su oración por ellos , ya que ésta es lo más importante “porque es más poderosa” afirmó.  Voz y texto completo de las Palabras del Santo Padre Esta noche, queremos esparcir con nuestra oración semillas de paz en la tierra de Sudán del Sur y de la República Democrática del Congo, así como en todas las partes del mundo que sufren por la guerra. Había decidido visitar Sudán del Sur, pero no ha sido posible. Sin embargo sabemos que la oración es más importante, porque es más poderosa: la plegaria actúa con la fuerza de Dios, para quien nada es imposible. Por eso agradezco de corazón a quienes han ideado esta vigilia y se han esforzado en llevarla a cabo. «Cristo resucitado nos invita. Aleluya». Estas palabras del canto en lengua suajili han acompañado la procesión de entrada, con algunas imágenes de los dos países por los que estamos rezando especialmente. Los cristianos creemos y sabemos que la paz es posible porque Cristo ha resucitado. Él nos da el Espíritu Santo, a quien hemos invocado. Como san Pablo nos ha recordado hace unos instantes, Jesucristo «es nuestra paz» (Ef 2,14). En la Cruz, ha cargado con todo el mal del mundo, también con los pecados que generan y fomentan las guerras: la soberbia, la avaricia, la sed de poder, la mentira... Jesús ha vencido todo esto con su resurrección. Cuando se apareció en medio de sus amigos les dijo: «Paz a vosotros» (Jn 20,19.21.26). Nos lo repite también a nosotros aquí, en esta noche: «Paz a vosotros». Sin ti, Señor, vana sería nuestra oración y engañosa nuestra esperanza de paz. Pero tú estás vivo y obras para nosotros y con nosotros; tú, nuestra paz. Que el Señor resucitado derribe los muros de la enemistad que dividen hoy a los hermanos, especialmente en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo. Que socorra a las mujeres víctimas de la violencia en las zonas de guerra y en cualquier parte del mundo. Que salve a los niños que sufren a causa de conflictos que no tienen que ver con ellos, pero que les roban su infancia y a veces también la propia vida. ¡Cuánta hipocresía cuando se niegan las masacres de mujeres y niños! Aquí la guerra muestra su rostro más horrible. Que el Señor ayude a los humildes y a los pobres del mundo a seguir creyendo y esperando en que el Reino de Dios está cerca, que está en medio de nosotros, y es «justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo» (Rm 14,17). Que sostenga a todos los que, día tras día, se esfuerzan por combatir el mal con el bien, con gestos y palabras de fraternidad, de respeto, de encuentro, de solidaridad. Que el Señor afiance en los gobernantes y en todos los que tienen responsabilidades un espíritu noble y recto, firme y valiente en la búsqueda de la paz, mediante el diálogo y la negociación. Que el Señor nos conceda a todos nosotros ser artesanos de paz allí donde estemos, en la familia, en la escuela, en el trabajo, en las comunidades, en cualquier ambiente; «lavándonos los pies» unos a otros, a semejanza de nuestro Maestro y Señor. A él la gloria y la alabanza, hoy y por los siglos de los siglos. Amén. (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Papa: las colonizaciones ideológicas imponen sistemas educativos

Jue, 23/11/2017 - 1:56pm
De María Fernanda Bernasconi Suprimir la libertad, borrar la memoria, adoctrinar a los jóvenes : son los tres indicadores de las colonizaciones culturales e ideológicas de todos los tiempos. En su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta el cuarto jueves de noviembre, el Papa Francisco volvió a referirse a este tema inspirándose, una vez más, en las Lecturas de la semana, que narran la persecución del rey Antíoco Epífanes contra los Macabeos fieles a la ley de los Padres. El Santo Padre explicó que lo que sucedió al pueblo de Dios, pasa cada vez que en la tierra surge una nueva dictadura cultural o ideológica. “Piensen sin dar nombres – dijo Francisco – en lo que hicieron las dictaduras del siglo pasado en Europa” y en las “escuelas de adoctrinamiento” que nacieron: Otra forma de tortura “Se quita la libertad, se deshace la historia, la memoria del pueblo y se impone un sistema educativo a los jóvenes. Todos, todos hacen así. Todas, todas hacen así. Incluso con guantes blancos , algunos, no sé, un país, una nación, pide un préstamo, “no, yo te doy, pero tú, en las escuelas, debes enseñar esto, esto, esto”, y te indican los libros; libros que borran todo lo que Dios ha creado y cómo lo ha creado. Borran las diferencias, borran la historia: a partir de hoy se comienza a pensar así. El que no piensa así, es dejado de lado, e incluso perseguido”. La memoria nos ayuda a vencer cada sistema educativo perverso El Obispo de Roma reafirmó que también en Europa sucedió lo mismo, donde “ los que se oponía a las dictaduras genocidas , eran perseguidos”, eran amenazados y privados de la libertad, lo que corresponde después “a otra forma de tortura”. Y además de la libertad, las colonizaciones ideológicas y culturales quitan la memoria, reduciéndola a “fábulas”, a “mentiras”, a “cosas de viejos”. Al recordar al respecto la figura de la madre de los Macabeos que exhorta a sus hijos a mantenerse firmes frente al martirio, el Pontífice subrayó el papel único de la mujer en la custodia de la memoria y de las raíces históricas: No hay colonización cultural que pueda vencer el dialecto “Custodiar la memoria: la memoria de la salvación, la memoria del pueblo de Dios, aquella memoria que hacía fuerte la fe de este pueblo perseguido por esta colonización ideológico-cultural. La memoria es la que nos ayuda a vencer cada sistema educativo perverso. Recordar. Recordar los valores, recordar la Historia, recordar las cosas que hemos aprendido. Y después a la mamá. La mamá que hablaba dos veces – dice el texto – “en la lengua de los padres”: hablaba en dialecto. Y no hay ninguna colonización cultural que pueda vencer el dialecto”. Sólo la fuerza de las mujeres es capaz de resistir a la colonización cultural La “ternura femenina” y la “valentía viril” de la madre de los Macabeos que se hace fuerte gracias a las raíces históricas de la lengua de los Padres en la defensa de sus hijos y del Pueblo de Dios, hace pensar – observó el Papa – que “sólo la fuerza de las mujeres es capaz de resistir a una colonización cultural”. Son ellas, las mamás y las mujeres, las que custodian la memoria, el dialecto, “capaces de defender la historia de un pueblo” – y añadió Francisco – capaces “de transmitir la fe” que “después los teólogos explicarán”: El pueblo de Dios ha ido adelante gracias a la fuerza de tantas mujeres buenas, que han sabido dar a sus hijos la fe. Y sólo ellas  – las mamás – saben transmitir la fe en dialecto. Que el Señor nos dé siempre la gracia, en la Iglesia, te tener memoria, de no olvidar el dialecto de los padres y de tener mujeres valerosas”. (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Catequesis del Papa: “La Eucaristía no es un espectáculo, es el memorial de la Pascua de Cristo”

Mié, 22/11/2017 - 1:00pm
“En la Eucaristía, Jesús quiso comunicarnos su amor pascual, victorioso. Si lo recibimos con fe, también nosotros podemos amar verdaderamente a Dios y al prójimo, podemos amar como Él nos ha amado, dando la vida”, lo dijo el Papa Francisco en la Audiencia General del cuarto miércoles de noviembre, prosiguiendo con el nuevo ciclo de catequesis dedicados a la Eucaristía. Prosiguiendo con las Catequesis sobre la Misa, podemos preguntarnos, dijo el Papa: ¿Qué cosa es esencialmente la Misa? La Misa, respondió el Obispo de Roma, es el memorial del Misterio pascual de Cristo. Ella, agregó, nos hace partícipes de su victoria sobre el pecado y la muerte, y da significado pleno a nuestra vida. Texto y audio completo  de la catequesis del Papa Francisco Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Prosiguiendo con las Catequesis sobre la Misa, podemos preguntarnos: ¿Qué cosa es esencialmente la Misa? La Misa es el memorial del Misterio pascual de Cristo. Ella nos hace partícipes de su victoria sobre el pecado y la muerte, y da significado pleno a nuestra vida. Para esto, para comprender el valor de la Misa debemos sobre todo entender el significado bíblico del “memorial”. Esto «no es solamente el recuerdo – el memorial no es solamente un recuerdo –, de los acontecimientos del pasado, sino estos acontecimientos se hacen, en cierta forma, presentes y actuales. De esta manera Israel entiende su liberación de Egipto: cada vez que es celebrada la Pascua, los acontecimientos del Éxodo se hacen presentes a la memoria de los creyentes a fin de que conformen su vida a estos acontecimientos» (Catecismo de la Iglesia Católica, 1363). Jesucristo, con su pasión, muerte, resurrección y ascensión al cielo ha llevado a cumplimiento la Pascua. Y la Misa es el memorial de su Pascua, de su “éxodo”, que ha realizado por nosotros, para sacarnos de la esclavitud e introducirnos en la tierra prometida de la vida eterna. No es solamente un recuerdo, no, es algo más: es hacer presente aquello que ha sucedido hace veinte siglos atrás. La Eucaristía nos lleva siempre al ápice de la acción de salvación de Dios: el Señor Jesús, haciéndose pan partido por nosotros, derrama sobre nosotros toda su misericordia y su amor, como lo ha hecho en la cruz, para así renovar nuestro corazón, nuestra existencia y el modo de relacionarnos con Él y con los hermanos. Dice el Concilio Vaticano II: «La obra de nuestra redención se efectúa cuantas veces se celebra en el altar el sacrificio de la cruz, por medio del cual Cristo, que es nuestra Pascua, ha sido inmolado» (Constitución Dogmática, Lumen Gentium, 3). Toda celebración de la Eucaristía es un rayo de ese sol sin ocaso que es Jesús resucitado. Participar en la Misa, en particular el domingo, significa entrar en la victoria del Resucitado, ser iluminados por su luz, abrigados por su calor. A través de la celebración eucarística el Espíritu Santo nos hace partícipes de la vida divina que es capaz de transfigurar todo nuestro ser mortal. Y en su paso de la muerte a la vida, del tiempo a la eternidad, el Señor Jesús nos lleva también a nosotros con Él para hacer la Pascua. En la Misa se hace Pascua. Nosotros, en la Misa, estamos con Jesús, muerte y resucitado y Él nos lleva adelante, a la vida eterna. En la Misa nos unimos a Él. Es más, Cristo vive en nosotros y nosotros vivimos en Él: «Yo estoy crucificado con Cristo – dice San Pablo – y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí: la vida que sigo viviendo en la carne, la vivo en la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí» (Gal 2,19-20). Así pensaba Pablo. Su sangre, de hecho, nos libera de la muerte y del miedo a la muerte. Nos libera no sólo del dominio de la muerte física, sino de la muerte espiritual que es el mal, el pecado, que nos toma cada vez que caemos victimas de nuestro pecado y del de los demás. Y entonces nuestra vida se contamina, pierde belleza, pierde significado, muere. Cristo en cambio no devuelve la vida; Cristo es la plenitud de la vida, y cuando ha afrontado la muerte la ha derrotado para siempre: «Resucitando destruyó la muerte y nos dio vida nueva». La Pascua de Cristo es la victoria definitiva sobre la muerte, porque Él ha transformado su muerte en un supremo acto de amor. ¡Murió por amor! Y en la Eucaristía, Él quiso comunicarnos su amor pascual, victorioso. Si lo recibimos con fe, también nosotros podemos amar verdaderamente a Dios y al prójimo, podemos amar como Él nos ha amado, dando la vida. Si el amor de Cristo está en mí, puedo donarme plenamente al otro, con la certeza interior que si incluso el otro debiera herirme yo no moriría; de lo contrario tendría que defenderme. Los mártires han dado la vida justamente por esta certeza de la victoria de Cristo sobre la muerte. Sólo si experimentamos este poder de Cristo, el poder de su amor, somos verdaderamente libres de donarnos sin miedo. Y esta es la Misa: entrar en esta pasión, muerte, resurrección, ascensión de Jesús. Y cuando vamos a Misa, es como si fuéramos al calvario, lo mismo. Piensen ustedes: si nosotros vamos al calvario – pensemos con imaginación – en ese momento, y nosotros sabemos que ese hombre ahí es Jesús. Pero, ¿nosotros nos permitiríamos hablar, tomar fotografías, hacer un poco de espectáculo? ¡No! ¡Porque es Jesús! Nosotros seguramente estaríamos en silencio, en el llanto y también en la alegría de ser salvados. Cuando nosotros entramos en la iglesia para celebrar la Misa pensemos esto: entro en el calvario, donde Jesús da su vida por mí. Y así desaparece el espectáculo, desaparece las habladurías, los comentarios y estas cosas que nos alejan de esta cosa tan bella que es la Misa, el triunfo de Jesús. Pienso que ahora sea más claro como la Pascua se haga presente y obrante cada vez que celebramos la Misa, es decir, el sentido del memorial. La participación en la Eucaristía nos hace entrar en el misterio pascual de Cristo, donándonos pasar con Él de la muerte a la vida, es decir, al calvario, ahí. La Misa es rehacer el calvario, no es un espectáculo. Gracias. (Traducción del italiano, Renato Martinez) (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Papa: las colonizaciones ideológicas son formas de persecución

Mar, 21/11/2017 - 4:08pm
De María Fernanda Bernasconi La colonización cultural e ideológica no tolera las diferencias y hace todo igual terminando por perseguir a los creyentes. Lo subrayó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta el tercer martes de noviembre. El Pontífice centró su reflexión en el martirio de Eleazar, que narra el libro de los Macabeos propuesto por la Primera Lectura (6,18-31). El Santo Padre afirmó que existen tres tipos principales de persecuciones: una persecución sólo religiosa, otra político-religiosa como por ejemplo  – dijo Francisco – la “ Guerra de los treinta años ” o la “ noche de San Bartolomé ”, y una tercera persecución de tipo puramente “cultural”, es decir, cuando llega “una nueva cultura que quiere hacer todo nuevo y barre con todas las tradiciones, la historia, e incluso la religión de un pueblo”. Este último tipo de persecuciones es la que encuentra Eleazar, condenado a morir por fidelidad a Dios. El Papa recordó que el día anterior había iniciado el relato de esta persecución cultural, en la que algunos miembros del pueblo, viendo el poder y la magnífica belleza de Antíoco Epífanes , habían pensado en aliarse para ser modernos y perdieron. De manera que este pueblo que creció en torno a la Ley del Señor, hace entrar una nueva cultura, “nuevas instituciones”, que barren todo: “cultura, religión y ley”. “Todo nuevo”, la “modernidad” es una verdadera colonización ideológica – subrayó el Papa –  que quiere imponer al pueblo de Israel “esta costumbre única”, en base a la cual todo se hace así y hay libertad para otras cosas. Y algunos aceptaron porque les parecía una cosa buena, para ser como los demás, y así se eliminan las tradiciones y el pueblo comienza a vivir de un modo diverso. Para defender las “verdaderas tradiciones” del pueblo, nacen algunas resistencias, como la de Eleazar, hombre digno, muy respetado. Precisamente el Libro de los Macabeos relata la historia de estos mártires, de estos héroes. Una persecución nacida a partir de una colonización ideológica y siempre va adelante así: destruye, “hace todo igual, no es capaz de tolerar las diferencias”. “Raíz perversa” fue la palabra clave que evidenció el Papa , es decir, Antíoco Epífanes : una raíz que viene hecha entrar para hacer crecer en el pueblo de Dios “junto al poder” estos hábitos “nuevos, paganos, mundanos”. Las colonizaciones ideológicas y culturales sólo ven el presente, reniegan el pasado y no ven el futuro “Y éste es el camino de las colonizaciones culturales que terminan persiguiendo también a los creyentes. No debemos ir demasiado lejos para ver algunos ejemplos: pensemos en los genocidios del siglo pasado, que era una cosa cultural, nueva: “Todos iguales y éstos que no tienen la sangre pura, afuera, y éstos”… Todos iguales. No hay lugar para las diferencias, no hay lugar para los demás, no hay lugar para Dios. Es la raíz perversa. Ante estas colonizaciones culturales que nacen de la perversidad de una raíz ideológica, Eleazar, él mismo se hace raíz”. El Pontífice prosiguió explicando que lo que había llegado del reino de Antíoco , era una novedad y que las novedades no son todas malas, basta pensar en el Evangelio, en Jesús, que es una novedad, si bien Francisco advirtió que hay que saber distinguir: Es necesario discernir las novedades “Es necesario discernir las novedades. ¿Esta novedad es del Señor, viene del Espíritu Santo, viene de la raíz de Dios o esta novedad viene de una raíz perversa? Antes, sí, era pecado. No se podía matar a los niños; pero hoy se puede, no hay tanto problema, es una novedad perversa. Ayer, las diferencias eran claras, como ha hecho Dios, la creación se respetaba; pero hoy somos un poco modernos… tú haces… tú entiendes… las cosas no son tan diferentes… y se hace una mescolanza de cosas”. En cambio – dijo el Papa Bergoglio al concluir – la novedad de Dios jamás “hace una negociación”, sino que hace crecer y mira al futuro: “Las colonizaciones ideológicas y culturales sólo ven el presente, reniegan el pasado y no ven el futuro. Viven en el momento, no en el tiempo, y por esto no pueden prometernos nada. Y con esta actitud de que todos sean iguales y borrar las diferencias cometen el pecado malísimo de la blasfemia contra Dios creador. Cada vez que se produce una colonización cultural e ideológica se peca contra Dios creador porque se quiere cambiar la Creación como la ha hecho Él. Y contra este hecho que a lo largo de la historia ha sucedido tantas veces hay sólo una medicina: el testimonio, es decir, el martirio”. Francisco terminó deseando que el ejemplo de Eleazar “nos ayude en los momentos, tal vez, de confusión, ante las colonizaciones culturales y espirituales que se nos proponen”.   (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Video mensaje del Papa Francisco a Bangladés en vísperas de su viaje

Mar, 21/11/2017 - 12:11pm
El Papa Francisco envió un video mensaje a todo el pueblo bangladesí , como es tradicional, antes de emprender su Viaje Apostólico a esta nación, del 30 de noviembre al 2 de diciembre de 2017, donde llegará procedente de Myanmar, con el lema «Armonía y Paz». El Obispo de Roma dirige «una palabra de saludo y de amistad» y recuerda que peregrina «como ministro del Evangelio de Jesucristo, para proclamar su mensaje de reconciliación, de perdón y de paz» . Así como su anhelo de confirmar a los católicos en «la fe y en el testimonio del Evangelio, que enseña la dignidad de todo hombre y mujer, y nos llama a abrir nuestros corazones a los demás, en especial a los más pobres y necesitados» Destacando también su alegría ante el encuentro con los líderes religiosos en Ramna , el Papa reitera la importancia actual de impulsar el respeto mutuo como miembros de la «única familia humana» . El mensaje pontificio termina invocando las «divinas bendiciones de alegría y de paz» sobre Bangladés . «Queridos amigos mientras me preparo a visitar Bangladés, ya dentro de pocos días, deseo enviar una palabra de saludo y de amistad a todo su pueblo. No veo la hora de que llegue el momento en el que podremos estar juntos. Llego como ministro del Evangelio de Jesucristo, para proclamar su mensaje de reconciliación, de perdón y de paz. Mi visita tiene la intención de confirmar a la comunidad católica de Bangladés en su fe y en su testimonio del Evangelio, que enseña la dignidad de todo hombre y mujer, y nos llama a abrir nuestros corazones a los demás, en especial a los más pobres y necesitados. Al mismo tiempo, deseo encontrar al pueblo entero. En especial, no veo la hora de encontrar a los líderes religiosos en Ramna. Vivimos en un tiempo en el que los creyentes y los hombres de buena voluntad, en todo lugar, están llamados a promover recíprocamente la comprensión y el respeto y a sostenerse el uno con el otro, como miembros de la única familia humana. Sé que muchos en Bangladés están trabajando con empeño para preparar mi visita y les agradezco. Pido a cada uno que rece para que los días en los cuales estaré con ustedes puedan ser fuente de esperanza y de aliento para todos. ¡Sobre ustedes y sus familias invoco las divinas bendiciones de alegría y de paz!». (CdM)   (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

El Papa: “Diaconado permanente, signo visible de la diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres”

Lun, 20/11/2017 - 4:01pm
“La Iglesia encuentra en el Diaconado permanente la expresión y al mismo tiempo, el impulso vital para hacerse ella misma signo visible de la diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres”, lo escribe el Papa Francisco en el prefacio del libro titulado: “El Diaconado en el pensamiento de Papa Francisco. Una iglesia pobre para los pobres”, escrito por Enzo Petrolino, Presidente del Diaconado de Italia. El texto – presentado en rueda de prensa la tarde de este lunes, 20 de noviembre, en la Sala Marconi de Palacio Pío del Vaticano – recopila las intervenciones del entonces Arzobispo de Buenos Aires, sobre el diaconado durante el curso de su ministerio episcopal en Argentina y aquellas más recientes pronunciadas como Obispo de Roma. En el prefacio de este volumen, el Santo Padre resalta el extraordinario crecimiento espiritual y pastoral de la Iglesia en los últimos decenios, gracias a la profunda recepción de los documentos del Concilio Vaticano II. “En este contexto – escribe el Santo Padre – el diaconado permanente ha reencontrado las raíces de su presencia en la comunidad de los creyentes y en el más amplio tejido social, adquiriendo de una parte conciencia del propio rol de servicio a Cristo y a los hombres, y recibiendo, de otra parte, un nuevo impulso de las orientaciones que el Magisterio ha dado a lo largo de estos años a la común reflexión eclesial”. Así mismo, el Papa Francisco subraya que es necesario profundizar el desarrollo que el Diaconado permanente ha vivido hasta hoy, para comprender mejor su recorrido, mediante una lectura que contenga toda la riqueza doctrinal, pastoral y exhortativa. “La Iglesia encuentra en el Diaconado permanente – puntualiza el Pontífice – la expresión y al mismo tiempo el impulso vital para hacerse ella misma signo visible de la diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres”. Por ello, es importante señala el Papa, la sensibilidad en la formación de una “conciencia diaconal” que puede considerarse el motivo de fondo que debe penetrar en las comunidades cristianas. Otro aspecto importante, puntualiza el Papa Francisco, es aquel de la oración por las vocaciones. También hoy, agrega, la comunidad cristiana debe estar siempre presente en el germinar de las vocaciones, en su formación y en su perseverancia. “Toda la diaconía de la Iglesia – de la cual aquella ministerial es signo e instrumento – tiene su corazón pulsante en el Ministerio Eucarístico y se realiza ante todo en el servicio de los pobres que son el rostro de Cristo sufriente”. A lo largo de las etapas del camino diaconal, evidencia el Papa Francisco, a lo largo de estos años, el magisterio pontificio ha dejado una huella al mismo tiempo clara y motivadora en el signo de la obediencia fiel y de la alegría que debe acompañar la misión del diácono en la Iglesia y en el mundo de hoy, amplificando las orientaciones indicadas por el Concilio y alargando los horizontes de acción. Por ello, afirma el Papa, “el ministerio diaconal debe ser visto, pues, como parte integrante del trabajo hecho por el Concilio para preparar a la entera Iglesia a un renovado apostolado en el mundo de hoy. Los diáconos pueden ser definidos pioneros de una nueva civilización del amor, como amaba decir Juan Pablo II”. Renato Martinez - SpC (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Su servicio es misión para cumplir con estilo de misericordia y rectitud: el Papa a la Policía de Tránsito y Ferroviaria

Lun, 20/11/2017 - 2:07pm
Un estilo de Misericordia en el cumplimiento del proprio deber: es cuanto pidió en Papa Francisco a los Directivos y al Personal de la Dirección Central de la Policía de Tránsito y Ferroviaria italiana, a quienes recibió en audiencia en la mañana del 20 de noviembre. Con palabras de reconocimiento el Pontífice se dirigió a los 100 representantes del ente de Policía recordándoles que misericordia no significa debilidad, ni requiere la renuncia al uso de la fuerza: significa en cambio ser capaces de no identificar al culpable con el delito que ha cometido, terminando por crearle daño y sentido de desquite,  y también – agregó el Papa –  implica realizar el esfuerzo de comprender las exigencias y las razones de las personas que encuentran en el camino”. El Obispo de Roma recordó que cada ciudadano debe sentirse agradecido por el trabajo que los representantes de esta fuerza del orden realizan en nombre del Estado y de la colectividad, que tiene como fin, la seguridad de quienes viajan por las calles y en los trenes, en un mundo “en donde los desplazamientos se multiplican, de tal manera  que “una movilidad eficiente y segura se ha vuelto una exigencia primaria e imprescindible”. Relevando la situación de la viabilidad actual que es ”siempre más compleja y tumultuosa”, el Papa evidenció “el escaso sentido de responsabilidad” de parte de tantos conductores “que parecen no darse cuenta de las consecuencias también graves de sus desatenciones”. Una situación de la cual el Papa explica la causa: la velocidad y competitividad asumida como estilo de vida que transforma a los demás conductores en obstáculos o adversarios para superar “convirtiendo las calles en pistas de fórmula uno”. Francisco invitó entonces a una acción de sensibilización del sentido cívico ya sea en el sector vial que en aquel ferroviario, “que debería obtener todos los frutos posibles de la experiencia que ustedes hombres y mujeres de la Policía acumulan cada día en las calles y en las ferrovías, en el contacto directo con las personas y las problemáticas”. Refiriéndose seguidamente al sector ferroviario como “un ámbito fundamental en la vida del país” el Papa constató que también éste necesita de “mantenimiento e inversiones estructurales, cuya insuficiencia procura cada día incomodidades a millones de viajeros”. Lo que encuentran cada día en las ferrovías es como un ‘microcosmos’ dentro del cual pasan las realidades más diversas a quienes “se ofrece seguridad, prevención y represión de los delitos”, agrega. El Santo Padre recordó asimismo que en el ámbito de las ferrovías como en las calles, la acción de la Policía exige una elevada profesionalidad y especialización, pero evidenció que dicha profesionalidad no debe caracterizarse sólo por la elevada competencia sino también por una profundad rectitud que lleve a no aprovecharse jamás del poder del que disponen y de un alto grado de humanidad ”.  Y precisó: “Ya sea en las acciones de control que en aquellas represivas, es importante que el uso de la fuerza no degenere jamás en violencia”. “Vuestro servicio, a menudo no adecuadamente estimado,  los pone en el corazón de la sociedad” les dijo finalmente Francisco, no dudando en definirlo “como una misión ” que debe cumplirse “con honor y profundo sentido del deber, a servicio del hombre y del bien común”. (María Cecilia Mutual)   (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

El Papa en el almuerzo con sus invitados en la Jornada Mundial de los Pobres

Dom, 19/11/2017 - 3:22pm
Después de la Santa Misa y del rezo del Ángelus, el Papa Francisco almorzó en el Aula Pablo VI con 1.500 personas menesterosas, compartiendo un momento de fiesta . Otras 2.500, que también habían participado en esta Jornada Mundial de los Pobres, provenientes de distintas Diócesis del mundo, fueron hospedadas en otros comedores de Roma, preparados para esta ocasión. Para todos ellos y las personas que colaboraron en la iniciativa solidaria, las palabras de saludo y de bendición del Papa: « ¡Bienvenidos a todos! Preparémonos para este momento juntos: cada uno de nosotros con el corazón lleno de buena voluntad y de amistad hacia los demás, compartir el almuerzo y deseándonos lo mejor los unos a los otros. Y ahora roguemos al Señor que nos bendiga, que bendiga esta comida, bendiga a aquellos que la han preparado, bendiga a todos nosotros, bendiga nuestros corazones, nuestras familias, nuestros anhelos, nuestra vida y nos dé salud y fortaleza. Amén También una bendición a todos aquellos que están en otros comedores en Roma, porque hoy en Roma hay muchos comedores como éste. Un saludo y un aplauso desde aquí para todos…» (CdM) (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Ángelus del Papa en la I Jornada Mundial de los Pobres

Dom, 19/11/2017 - 1:10pm
El Papa Francisco, en la cita para el rezo del Ángelus invocó la ayuda de la Madre de Dios, «para que permanezcamos fieles a la voluntad de Dios haciendo fructificar los talentos con los que nos ha dotado » El Obispo de Roma hizo hincapié en que «Jesús nos muestra la generosidad y el cuidado premuroso del Padre de tantas formas: con su palabra, con sus gestos, con su acogida hacia todos, en especial hacia los pecadores, los pequeños y los pobres – como hoy nos recuerda la I Jornada Mundial de los Pobres – pero también con sus advertencias, que revelan su interés para que nosotros no desperdiciemos inútilmente nuestra vida» . En la celebración de la Jornada que él ha querido ofrecer a la Iglesia universal para «que en todo el mundo las comunidades cristianas se conviertan cada vez más y mejor en signo concreto del amor de Cristo por los últimos y los más necesitados », el Papa reiteró que Dios tiene un gran aprecio por nosotros y alentó a confiar en Él, a no tener miedo de Dios, pues el miedo nos inmoviliza y autodestruye. Destacó que «esta conciencia nos ayuda a ser personas responsables en toda acción nuestra», como nos recuerda la parábola de los talentos, que nos invita a «una responsabilidad personal y una fidelidad que se vuelve también capacidad de volvernos a poner en camino por sendas nuevas, sin ‘enterrar el talento’, es decir los dones que Dios nos ha confiado y sobre los cuales nos pedirá cuentas». (CdM) Voz y texto completo de las palabras del Papa antes del rezo del Ángelus «¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días! En este penúltimo domingo del año litúrgico, el Evangelio nos presenta la parábola de los talentos (cfr Mt 25,14-30). Un hombre, antes de salir de viaje, entrega a sus siervos algunos talentos, que en ese tiempo eran monedas de gran valor: a un siervo, cinco talentos, a otro dos, a otro uno, según las capacidades de cada uno. El siervo que ha recibido cinco talentos es emprendedor y hace que fructifiquen, ganando  otros cinco. Lo mismo hace el que recibió dos y gana otros dos. En cambio, el siervo que ha recibido uno, escava un hueco en el terreno y esconde la moneda de su señor. Es este mismo siervo el que le explica al señor, cuando vuelve, el motivo de su gesto diciendo: «Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra» (24-25). Este siervo no tiene una relación de confianza con su señor, sino que le tiene miedo  y eso lo bloquea. El miedo inmoviliza siempre y a menudo hace cumplir opciones equivocadas. El miedo desalienta el tomar iniciativas, induce a refugiarse en soluciones seguras y garantizadas, y así se acaba con no realizar nada bueno. Para ir adelante y crecer en el camino de la vida, no hay que tener miedo, hay que tener confianza. Esta parábola nos hace comprender cuán importante es tener una idea verdadera de Dios. No debemos pensar que Él es un patrón malo, exigente y severo que quiere castigarnos. Si dentro de nosotros tenemos esta imagen equivocada de Dios, entonces nuestra vida no podrá ser fecunda, porque viviremos en el miedo y no nos llevará a nada constructivo. Aún más, el miedo nos paraliza, nos autodestruye. Estamos llamados a reflexionar para descubrir cuál es verdaderamente nuestra idea de Dios. Ya en el Antiguo Testamento, Él se ha revelado como «Dios misericordioso y compasivo, lento para enojarse y pródigo en amor y fidelidad» (Ex 34,6) y Jesús nos ha mostrado siempre que Dios no es un patrón severo e intolerante, sino un padre lleno de amor, de ternura, un padre lleno de bondad. Por lo tanto podemos y debemos tener una confianza inmensa en Él. Jesús nos muestra la generosidad y el cuidado premuroso del Padre de tantas formas: con su palabra, con sus gestos, con su acogida hacia todos, en especial hacia los pecadores, los pequeños y los pobres – como hoy nos recuerda la I Jornada Mundial de los Pobres – pero también con sus advertencias, que revelan su interés para que nosotros no desperdiciemos inútilmente nuestra vida. En efecto, es signo de que Dios tiene un gran aprecio por nosotros: esta conciencia nos ayuda a ser personas responsables en toda acción nuestra.  Por lo tanto, la parábola de los talentos nos recuerda una responsabilidad personal y una fidelidad que se vuelve también capacidad de volvernos a poner en camino por sendas nuevas, sin ‘enterrar el talento’, es decir los dones que Dios nos ha confiado y sobre los cuales nos pedirá cuentas. Que la Virgen Santa interceda por nosotros, para que permanezcamos fieles a la voluntad de Dios haciendo fructificar los talentos con los que nos ha dotado. Así seremos útiles a los demás y, en el último día, seremos acogidos por el Señor, que nos invitará a participar de su alegría». (Traducción del italiano: Cecilia de Malak)   (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

El Papa entregó el Premio Ratzinger

Sáb, 18/11/2017 - 3:30pm
En el marco de la VII edición del “Premio Ratzinger”, que tiene entre sus actividades la promoción de la investigación teológica y el compromiso cultural animado por la fe y por el impulso del espíritu hacia Dios, como recordó el Papa Francisco, fueron premiados los tres galardonados de este año: los alemanes Theodor Dieter , teólogo luterano comprometido en el dialogo ecuménico, y Karl-Heinz Menke , teólogo y sacerdote católico, gran conocedor del pensamiento de Joseph Ratzinger, así como Arvo Pärt , cristiano ortodoxo, compositor musical estonio dedicado principalmente a la música sacra.  A ellos junto a todos los miembros de la Fundación, Francisco quiso saludar, dirigiendo antes un “afectuoso e intenso pensamiento” al Papa emérito Benedicto XVI. Su oración y su presencia discreta y alentadora nos acompañan en el camino común; su obra y su magisterio continúan siendo una herencia viva y preciosa para la Iglesia y para nuestro servicio. El Pontífice invitó a la Fundación Ratzinger a “continuar con el compromiso, estudiando y profundizando esta herencia y al mismo tiempo mirando hacia adelante, para valorizar la fecundidad ya sea con la exégesis de los escritos de Joseph Ratzinger, así como para continuar – según su espíritu – el estudio y la búsqueda teológica y cultural, también entrando en los campos nuevos en los que la cultura actual solicita la fe al dialogo”. De este dialogo el espíritu humano tiene siempre necesidad urgente y vital: tiene necesidad la fe, que se abstrae si no se encarna en el tiempo; tiene necesidad la razón, que se deshumaniza si no se eleva al Trascendente, observó el Papa Bergoglio. “Joseph Ratzinger continúa siendo un maestro y un interlocutor amigo para todos aquellos que ejercitan el don de la razón para responder a la vocación humana de la búsqueda de la verdad. Cuando el Beato Pablo VI lo llamó a asumir la responsabilidad de arzobispo de Munich y Frisingen, él elige como lema ‘Cooperatores veritatis’, ‘Colaboradores de la verdad’, extrayéndolo de la Tercera carta de Juan (v. 8). Estas palabras expresan bien el sentido completo de su obra y de su ministerio. Este lema campea sobre los diplomas de los Premios que he entregado, para dar a entender que también los Premiados han dedicado su vida a la altísima misión de servir a la verdad, a la diaconía de la verdad”. El Obispo de Roma manifestó su alegría que los premiados provengan de tres confesiones cristianas, entre las cuales también aquella luterana, “con la que este año hemos vivido, constató, momentos particularmente importantes de encuentro y de camino común”.  “La verdad de Cristo no es para solistas, sino sinfónica, reflexionó el Papa: requiere colaboración dócil, compartir armonioso. Buscarla, estudiarla, contemplarla y traducirla en práctica juntos, en la caridad, nos atrae con fuerza hacia la plena unión entre nosotros: la verdad se convierte así en fuente viva de lazos de amor cada vez más estrechos”, constató, manifestando su alegría por la extensión del horizonte  del Premio que ahora incluye también a las artes, además de la teología y las ciencias a ellas naturalmente interconectadas. “Es una ampliación que corresponde bien a la visión de Benedicto XVI, que tantas veces nos ha hablado de manera tocante de la belleza como camino privilegiado para abrirnos a la trascendencia y encontrar a Dios”, finalizó Francisco.   RC-SPC (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Carta del Papa en la 32° Conferencia Internacional sobre desigualdad sanitaria

Sáb, 18/11/2017 - 1:42pm
Del 16 al 18 de noviembre, tiene lugar en el Aula Nueva del Sínodo en el Vaticano, la 32° Conferencia Internacional sobre desigualdad global en la salud organizada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, en colaboración con la Confederación internacional de las instituciones católicas sanitarias (CIISAC), sobre el tema “Afrontar la desigualdad global en materia de salud”. En este contexto, el Papa Francisco ha dirigido una carta al cardenal Turkson , prefecto de este Dicasterio organizador, en la que saluda y agradece a todos los participantes y entidades que han trabajado para llevar a cabo esta iniciativa. Citando los datos estadísticos de la conferencia del año pasado 2016, el Santo Padre destacó la gran diferencia existente entre países ricos y países pobres , en cuanto al índice de esperanza de vida de sus habitantes y la posibilidad de recibir tratamientos sanitarios adecuados. “La Iglesia no puede ser indiferente a estos hechos. Siendo consciente de que su misión está orientada al servicio del ser humano creado a imagen de Dios, debe encargarse de cuidar de su dignidad y de sus derechos inalienables”, explica el Pontífice, reconociendo su satisfacción ante el proyecto presentado por la Conferencia con el objetivo de afrontar de manera concreta estos desafíos: una plataforma operativa que comparta y trabaje conjuntamente con las instituciones católicas sanitarias, presentes en diversos contextos sociales y geográficos. “Me complace animar a los actores de este proyecto a perseverar en su compromiso, con la ayuda de Dios”, escribe el Obispo de Roma. “En primer lugar, a ustedes se les llama profesionales de la salud y tienen que ser promotores de una mayor sensibilización de las instituciones y de la industria sanitaria para que todos puedan beneficiarse del derecho a la protección de la salud”, añade Francisco, haciendo hincapié en que esta problemática social no depende sólo del factor sanitario, sino también de otros factores como el económico, social, cultural y decisional. De ahí, surge la urgente necesidad de “resolver las causas estructurales que dan origen a la pobreza y no centrarse simplemente en atender una exigencia pragmática que busca obtener resultados numéricos y ordenar la sociedad , sino verdaderamente curar una enfermedad que la vuelve frágil e indigna y que la llevará sólo a nuevas crisis”, advierte el Sucesor de Pedro, reflexionando sobre la necesidad de solucionar radicalmente los problemas de los pobres, “renunciando a la actual autonomía absoluta de los mercados y a la especulación financiera para dar paso a nuevas estructuras económicas que promuevan la igualdad”. Asimismo en la carta, el Papa refleja otro aspecto imprescindible para quienes “sirven al Señor dedicándose al cuidado de la salud de los enfermos”: la dimensión de la escucha, del acompañamiento y del apoyo de la persona. “El cuidado, tal y como nos enseña Jesús en la Parábola del Buen Samaritano , está hecho de compasión, que no es sinónimo de pena o de disgusto, sino de algo más; es una predisposición a entrar en el problema, a ponerse en lugar del otro, el único modo para substraer el dolor de la soledad y de la angustia”, explica Francisco. La compasión “es también una vía privilegiada para edificar justicia”, subraya el Pontífice, “ponerse en el lugar del otro, no sólo permite conocer la fatiga, el dolor y miedo ajeno, sino también descubrir el interior de la fragilidad que lleva cada ser humano, la preciosidad y el valor único en una sola palabra: dignidad” El Santo Padre concluye su carta dando una recomendación específica a la industria farmaceutica convocada en esta Conferencia para afrontar el problema al acceso a las terapias antirretrovirales en edad pediátrica . Y haciendo referencia a la Nueva Carta dirigida a los trabajadores sanitarios, el Papa pide que las leyes internas de las empresas tengan presente “el derecho al acceso a estas terapias esenciales, sobre todo en los países menos desarrollados, y a las estrategias sanitarias sostenibles, que buscan la justicia y el bien común, tanto a nivel económico como ético”.  (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Oración del Papa por tripulación de submarino argentino desaparecido

Sáb, 18/11/2017 - 1:13pm
El Papa Francisco ha enviado un telegrama al Ordinario Militar argentino mons. Santiago Olivera, luego de que el pasado viernes la Marina argentina informó haber perdido contacto con un submarino en el Atlántico meridional, frente a la Patagonia, en el sur del País. Las comunicaciones con el submarino Ara San Juan se han interrumpido miércoles pasado, ha tuiteado la Marina. La tripulación a bordo está compuesta por 44 personas. En la búsqueda del submarino participan naves militares y aviones cerca de la zona donde se han perdido los contactos al largo de la provincia de Chubut. A continuación el telegrama del Papa: MONS. SANTIAGO OLIVERA ORDINARIO MILITAR EL PAPA FRANCISCO ASEGURA SU FERVIENTE ORACIÓN POR LOS 44 TRIPULANTES DEL ARA SAN JUAN, QUE SE ENCUENTRA DESAPARECIDO DESDE EL PASADO MIÉRCOLES Y LE RUEGA QUE HAGA LLEGAR A SUS FAMILIARES Y A LAS AUTORIDADES MILITARES Y CIVILES DE ESE PAÍS SU CERCANÍA EN ESTOS DIFÍCILES MOMENTOS. ASIMISMO, ALIENTA LOS ESFUERZOS QUE SE ESTÁN LLEVANDO A CABO PARA ENCONTRAR EL NAVÍO. SU SANTIDAD LOS CONFÍA A LA MATERNAL INTERCESIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN Y, A LA VEZ QUE LES RUEGA QUE RECEN POR ÉL Y POR SU MINISTERIO AL SERVICIO DEL SANTO PUEBLO DE DIOS, PIDE AL SEÑOR QUE LES INFUNDA SERENIDAD ESPIRITUAL Y ESPERANZA CRISTIANA EN ESTAS CIRCUNSTANCIAS, EN PRENDA DE LO CUAL LES IMPARTE DE CORAZÓN LA CONFORTADORA BENDICIÓN APOSTÓLICA.   CARDENAL PIETRO PAROLIN   SECRETARIO DE ESTADO DE SU SANTIDAD (from Vatican Radio)...
Categorías: Notícies d'Esglèsia

Páginas