El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

News.va Official Vatican Network

Subscriure a Canal News.va Official Vatican Network
Actualitzat: fa 1 hora 14 minuts

El Papa en el Ángelus: “Dios nos libera del mal para ser gozosos anunciadores del Evangelio”

fa %age
(RV).- “San Pedro y San Pablo, con sus acontecimientos personales y eclesiales, demuestran y nos dicen a nosotros, hoy, que el Señor está siempre a nuestro lado, camina con nosotros, no nos abandona jamás. Especialmente en el momento de la prueba, Dios nos extiende la mano, viene en nuestra ayuda y nos libera de las amenazas de los enemigos”, lo dijo el Papa Francisco a los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro para rezar la oración mariana del Ángelus en la Solemnidad de los santos patronos de la ciudad de Roma , los Apóstoles Pedro y Pablo. En su alocución, antes de rezar a la Madre de Dios, el Obispo de Roma recordó que, “los Padres de la Iglesia amaban comparar a los santos Apóstoles Pedro y Pablo con dos columnas, sobre las cuales se apoya la construcción visible de la Iglesia”. Ambos han confirmado con su propia sangre, afirmó el Pontífice, el testimonio dado a Cristo con la predicación y el servicio a la naciente comunidad cristiana. Las Lecturas bíblicas de la liturgia hodierna, dijo el Papa, nos indican el motivo por el cual la fe de estos dos heraldos del Evangelio, confesada y anunciada, ha sido luego coronada con la prueba suprema del martirio. Ambos fueron liberados por el Señor y estas dos “liberaciones”, de Pedro y de Pablo, agregó el Pontífice, revelan el camino común de los dos Apóstoles, los cuales fueron enviados por Jesús a anunciar el Evangelio en ambientes difíciles y en ciertos casos hostiles. “Al igual que ellos, subrayó el Papa Francisco, también nosotros nos reconciliamos con Dios, especialmente en el Sacramento de la Penitencia, recibiendo la gracia del perdón, somos liberados de los vínculos del mal y aliviados del peso de nuestros errores. Así – dijo – podemos continuar nuestro recorrido de gozosos anunciadores y testigos del Evangelio, demostrando que nosotros en primer lugar hemos recibido misericordia”. Texto completo de las palabras del Papa Francisco en el Ángelus Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Los Padres de la Iglesia amaban comparar a los santos Apóstoles Pedro y Pablo con dos columnas, sobre las cuales se apoya la construcción visible de la Iglesia. Ambos han confirmado con su propia sangre el testimonio dado a Cristo con la predicación y el servicio a la naciente comunidad cristiana. Este testimonio es puesto en evidencia en las Lecturas bíblicas de la liturgia hodierna, Lecturas que indican el motivo por el cual su fe, confesada y anunciada, ha sido luego coronada con la prueba suprema del martirio. El Libro de los Hechos de los Apóstoles (Cfr. 12,1-11) narra el evento de la reclusión y de la consiguiente liberación de Pedro. Él experimentó el rechazo al Evangelio ya en Jerusalén, donde había sido encerrado en la prisión por el rey Herodes, «su intención era hacerlo comparecer ante el pueblo» (v. 4). Pero fue salvado de modo milagroso y así pudo llevar a termine su misión evangelizadora, primero en la Tierra Santa y después en Roma, poniendo todas sus energías al servicio de la comunidad cristiana. También Pablo ha experimentado hostilidad de las cuales ha sido liberado por el Señor. Enviado por el Resucitado en muchas ciudades con poblaciones paganas, él encontró fuertes resistencias sea de parte de sus correligionarios que de parte de las autoridades civiles. Escribiendo al discípulo Timoteo, reflexiona sobre su propia vida y sobre su propio recorrido misionero, como también sobre las persecuciones sufridas a causa del Evangelio. Estas dos “liberaciones”, de Pedro y de Pablo, revelan el camino común de los dos Apóstoles, los cuales fueron enviados por Jesús a anunciar el Evangelio en ambientes difíciles y en ciertos casos hostiles. Ambos, con sus acontecimientos personales y eclesiales, demuestran y nos dicen a nosotros, hoy, que el Señor está siempre a nuestro lado, camina con nosotros, no nos abandona jamás. Especialmente en el momento de la prueba, Dios nos extiende la mano, viene en nuestra ayuda y nos libera de las amenazas de los enemigos. Pero redorémonos que nuestro verdadero enemigo es el pecado, y el Maligno que nos empuja a ello. Cuando nos reconciliamos con Dios, especialmente en el Sacramento de la Penitencia, recibiendo la gracia del perdón, somos liberados de los vínculos del mal y aliviados del peso de nuestros errores. Así podemos continuar nuestro recorrido de gozosos anunciadores y testigos del Evangelio, demostrando que nosotros en primer lugar hemos recibido misericordia. A la Virgen María, Reina de los Apóstoles, dirigimos nuestra oración, que hoy es sobre todo por la Iglesia que vive en Roma y para esta ciudad, de los cuales Pedro y Pablo son sus patronos. Ellos le obtengan el bienestar espiritual y material. La bondad y la gracia del Señor sostengan a todo el pueblo romano, para que viva en fraternidad y concordia, haciendo resplandecer la fe cristiana, testimoniado con intrépido ardor por los santos Apóstoles Pedro y Pablo. (Traducción del italiano: Renato Martinez – Radio Vaticano) Saludos del Papa Francisco después de rezar a el Ángelus (RV).- Después de rezar la antífona mariana del Ángelus de la Solemnidad de los Apóstoles San Pedro y San Pablo el Santo Padre saludó a los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro . Ante todo, el Francisco recordó que había celebrado la Eucaristía con los cinco Cardenales creados en el Consistorio del día anterior y bendijo los Palios de los Arzobispos Metropolitanos nombrados durante el último año y procedentes de diversos países. El Obispo de Roma renovó su saludo y mejores deseos a los nuevos Purpurados , así como a cuantos los han acompañado en esta peregrinación, a la vez que los alentó con las siguientes palabras: “Los animo a proseguir con alegría su misión al servicio del Evangelio, en comunión con toda la Iglesia”. El Papa dijo que en la misma celebración recibió con afecto a los miembros de la Delegación enviada por el Patriarca Ecuménico de Constantinopla , el querido hermano Bartolomé . Y añadió que también esta presencia es signo de las relaciones fraternales existentes entre ambas Iglesias. El Sucesor de Pedro dirigió asimismo su saludo cordial a todos los presentes, a las familias, a los grupos parroquiales, a las asociaciones y a todos los fieles procedentes de Italia y de tantas partes del mundo, de modo especial de Alemania, Inglaterra, Bolivia, Indonesia y Qatar; sin olvidarse de las escuelas católicas de Salbris en Francia, de Osijek en Croacia y de Londres. Naturalmente el Pontífice también saludó a los fieles de Roma , en la fiesta de los Santos Patronos de la Ciudad Eterna. Y destacó que para esta ocasión la “ Pro Loco ” romana organizó la tradicional “ Infiorata ”, es decir la manifestación que consiste en la realización de tapices alusivos mediante flores. “Gracias por esta iniciativa – les dijo el Papa Francisco – y por las hermosas representaciones florales. Por último, el Santo Padre recordó el tradicional espectáculo pirotécnico nocturno de la Plaza del Pueblo. Y se despidió deseando a todos una feliz fiesta, a la vez que pidió, tal como suele hacer, que no se olviden de rezar por él. (María Fernanda Bernasconi - RV).  (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: confesión, persecución y oración. Homilía en la Solemnidad de Pedro y Pablo

fa %age
(RV).- La celebración de Santa Misa de la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, presidida por el Papa Francisco con los cinco nuevos Cardenales, que creó en la víspera, comenzó con la bendición del Palio de los 36 nuevos Arzobispos Metropolitanos, nombrados en el curso del año. En la Plaza de San Pedro, con la liturgia del día, el Obispo de Roma reflexionó sobre tres palabras fundamentales para la vida del apóstol: confesión, persecución, oración . «La confesión es la de Pedro en el Evangelio: reconocer que Jesús es el Mesías esperado, el Dios vivo, el Señor de nuestra vida» El Santo Padre invitó a preguntarnos si somos «cristianos de salón de esos que comentan cómo van las cosas en la Iglesia y en el mundo, o si somos apóstoles en camino , que confiesan a Jesús con la vida porque lo llevan en el corazón. Quien confiesa a Jesús sabe que no ha de dar sólo opiniones, sino la vida; sabe que no puede creer con tibieza, sino que está llamado a «arder» por amor; sabe que en la vida no puede conformarse con «vivir al día» o acomodarse en el bienestar, sino que tiene que correr el riesgo de ir mar adentro, renovando cada día el don de sí mismo. Quien confiesa a Jesús se comporta como Pedro y Pablo: lo sigue hasta el final; no hasta un cierto punto sino hasta el final, y lo sigue en su camino, no en nuestros caminos. Su camino es el camino de la vida nueva, de la alegría y de la resurrección, el camino que pasa también por la cruz y la persecución». En la segunda palabra, persecución, el Papa reiteró que no sólo Pedro y Pablo derramaron su sangre por Cristo , sino que desde los comienzos toda la comunidad fue perseguida. Y que « incluso hoy en día, en varias partes del mundo , a veces en un clima de silencio —un silencio con frecuencia cómplice—, muchos cristianos son marginados, calumniados, discriminados, víctimas de una violencia incluso mortal, a menudo sin que los que podrían hacer que se respetaran sus sacrosantos derechos hagan nada para impedirlo». «La vida del apóstol, que brota de la confesión y desemboca en el ofrecimiento, transcurre cada día en la oración» «Una Iglesia que reza está protegida por el Señor y camina acompañada por Él», dijo el Santo Padre reflexionando sobre la tercera palabra: oración. Y subrayó « qué urgente es que en la Iglesia haya maestros de oración , pero que sean ante todo hombres y mujeres de oración, que viven la oración». Recordamos que los nuevos purpurados, creados por el Papa Francisco en la víspera de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo de 2017, son Jean Zerbo, Arzobispo de  Bamako, Mali; Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona, España;  Anders Arborelius, Obispo de Estocolmo, Suecia;  Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, vicario apostólico de Paksé, Laos y, Gregorio Rosa Chávez, Auxiliar de la arquidiócesis de San Salvador, El Salvador. (CdM - RV)     (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Jesús los llama a servir a los hermanos como Él y con Él: el Papa a los nuevos cardenales

Dc, 28/06/2017 - 6:24pm
“Jesús camina delante de ustedes y les pide que lo sigan con decisión en su camino”: lo recordó el Papa Francisco a los 5 nuevos cardenales creados en el Consistorio Ordinario Público que presidió en la tarde de este miércoles 28 de junio. Retomando la imagen del pasaje del Evangelio de Marcos que describe la escena de Jesús con sus discípulos mientras iban de camino a Jerusalén, el Pontífice hizo hincapié en la importancia de seguir a Jesús , “sin distraerse por intereses que no son coherentes con la voluntad de Jesús, que es la voluntad del Padre”. Jesús – afirmó el Papa – "no los ha llamado para que se conviertan en ‘príncipes’ en la Iglesia, para que se ‘sienten a su derecha o a su izquierda’. Los llama a servir como Él y con Él . El Santo Padre puntualizó que la realidad es otra: la realidad es la cruz , es el pecado del cual Jesús ha venido a liberar al mundo. “La realidad son los inocentes que sufren y mueren a causa de las guerras y el terrorismo, – afirmó – es la esclavitud que no cesa de pisar la dignidad también en la época de los derechos humanos"; la realidad es la "de los campos de prófugos",  " la del  descarte sistemático" , incluidas las personas . Esto – subrayó Francisco – es lo que Jesús ve mientras camina a Jerusalén. Siguiendo a Jesús, aseguró después el Papa a los nuevos cardenales, “también ustedes caminan delante del pueblo de Dios, teniendo la mirada fija en la Cruz”. Que el Espíritu Santo, pidió finalmente el Obispo de Roma, “reduzca toda distancia entre nuestro corazón y el corazón de Cristo, para que toda nuestra vida sea un servicio a Dios y a los hermanos”. (MCM-RV) Texto y audio completo de la homilía del Papa Francisco « Jesús caminaba delante de ellos ». Esta es la imagen que nos ofrece el Evangelio que hemos escuchado ( Mc 10,32-45), y que hace de escenario también para el acto que estamos realizando: un Consistorio para la creación de nuevos Cardenales. Jesús camina con decisión hacia Jerusalén. Sabe bien lo que allí le aguarda y ha hablado ya de ello muchas veces a sus discípulos. Pero entre el corazón de Jesús y el corazón de los discípulos hay una distancia, que sólo el Espíritu Santo podrá colmar. Jesús lo sabe; por esto tiene paciencia con ellos, habla con sinceridad y sobre todo les precede , camina delante de ellos. A lo largo del camino, los discípulos están distraídos por intereses que no son coherentes con la «dirección» de Jesús, con su voluntad, que es una con la voluntad del Padre. Así como —hemos escuchado— los dos hermanos Santiago y Juan piensan en lo hermoso que sería sentarse uno a la derecha y el otro a la izquierda del rey de Israel (cf. v. 37).  No miran la realidad. Creen que ven pero no ven, que saben pero no saben, que entienden mejor que los otros pero no entienden… La realidad en cambio es otra muy distinta, es la que Jesús tiene presente y la que guía sus pasos. La realidad es la cruz, es el pecado del mundo que él ha venido a tomar consigo y arrancar de la tierra de los hombres y de las mujeres. La realidad son los inocentes que sufren y mueren a causa de las guerras y el terrorismo; es la esclavitud que no cesa de pisar la dignidad también en la época de los derechos humanos; la realidad es la de los campos de prófugos que a veces se asemejan más a un infierno que a un purgatorio; la realidad es el descarte sistemático de todo lo que ya no sirve, incluidas las personas. Esto es lo que Jesús ve mientras camina hacia Jerusalén. Durante su vida pública, Él ha manifestado la ternura del Padre, sanando a todos los que estaban bajo el poder del maligno (cf. Hch 10,38). Ahora sabe que ha llegado el momento de ir a lo más profundo, de arrancar la raíz del mal y por esto camina decididamente hacia la cruz. También nosotros, hermanos y hermanos, estamos en camino con Jesús en esta vía. De modo particular me dirijo a ustedes, queridos nuevos cardenales. Jesús «camina delante de ustedes» y les pide que lo sigan con decisión en su camino. Los llama a mirar la realidad , a no distraerse por otros intereses, por otras perspectivas. Él no los ha llamado para que se conviertan en «príncipes» en la Iglesia, para que se «sienten a su derecha o a su izquierda». Los llama a servir como Él y con Él. A servir al Padre y a los hermanos. Los llama a afrontar con su misma actitud el pecado del mundo y sus consecuencias en la humanidad de hoy. Siguiéndolo, también ustedes caminan delante del pueblo santo de Dios, teniendo fija la mirada en la Cruz y en la Resurrección del Señor. Y así, a través de la intercesión de la Virgen María, invocamos con fe el Espíritu Santo, para que reduzca toda distancia entre nuestro corazón y el corazón de Cristo, y toda nuestra vida sea un servicio a Dios y a los hermanos.   (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: Los cristianos aman, pero no siempre son amados

Dc, 28/06/2017 - 4:14pm
(RV).- “Los mártires no viven para sí, no combaten para afirmar sus propias ideas, sino que aceptan morir solo por la fidelidad al Evangelio . Por eso, no se puede utilizar la palabra mártir para referirse a los que cometen atentados suicidas, porque en su conducta no se halla esa manifestación de amor a Dios y al prójimo que es propia del testigo de Cristo”.  En su Audiencia General del cuarto miércoles de junio el Papa Francisco reflexionó sobre la esperanza cristiana como fuerza de los mártires. Y lo hizo a partir de un pasaje del Evangelio de San Mateo en que Jesús dice a sus discípulos que los envía “como a ovejas en medio de lobos”, por lo que deben ser “astutos como serpientes y sencillos como palomas”. De ahí que les haya pedido que “se cuiden de los hombres”, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. A la vez que les anuncia que “serán odiados por todos a causa de su Nombre ”, si bien quien habrá perseverado hasta el final será salvado. Hablando en italiano, el Obispo de Roma afirmó que cuando el Señor envía a los suyos en misión, no los ilusiona diciéndoles que tendrán un éxito fácil sino al contrario, les advierte claramente que el anuncio del Reino de Dios siempre comporta una oposición. De manera que los cristianos aman, sí – dijo Francisco – pero no siempre son amados. Y explicó que los cristianos son hombres y mujeres que van “contracorriente”. En efecto es así  en este mundo marcado por el pecado que se manifiesta en las diversas formas de egoísmo y de injusticia y en el que quien sigue a Cristo camina en dirección contraria. “No por espíritu polémico – añadió el Papa – sino por fidelidad a la lógica del Reino de Dios , que es una lógica de esperanza y que se traduce en un estilo de vida basado en las indicaciones de Jesús . La primera indicación –  prosiguió el Pontífice  – es la pobreza . Porque, en efecto, un cristiano que no sea humilde y pobre, desapegado de las riquezas y del poder y, sobre todo, desapegado de sí mismo no se asemeja a Jesús. El cristiano – dijo el Papa –  recorre su camino en este mundo con lo esencial y con el corazón lleno de amor. Mientras la derrota verdadera es caer en la tentación de la venganza y de la violencia , respondiendo al mal con el mal. Tras recordar que la única fuerza del cristiano es el Evangelio , Francisco afirmó que la persecución no es una contradicción al Evangelio , sino que forma parte de este camino que recorrió nuestro Maestro . De modo que los cristianos no deben estar del lado de los persecutores, sino de los perseguidos; no de los arrogantes, sino de los dóciles; no de los “vendedores de humo”, sino sometidos a la verdad; no de los impostores, sino de los honestos”. El Sucesor de Pedro concluyó su reflexión afirmando que esta fidelidad al estilo de Jesús – estilo de  esperanza – hasta la muerte, es la que ya los primeros cristianos llaman con el nombre hermoso de “martirio”, que significa “testimonio”. Y recordó que los mártires no viven para sí mismos ni combaten para afirmar sus propias ideas, y si aceptan que deben morir lo hacen sólo por fidelidad al Evangelio .   (María Fernanda Bernasconi - RV).  (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El mal no se combate con el mal, dijo el Papa en la catequesis

Dc, 28/06/2017 - 2:31pm
(RV).- "A los cristianos repugna la idea de que los terroristas suicidas puedan ser llamados 'mártires', afirmó el Papa, porque "no hay nada en su finalidad que se acerque a la actitud de hijos de Dios". En el miércoles 28 de junio, día en que creará cinco nuevos cardenales, el pontífice dedicó su catequesis sobre la esperanza cristiana a los mártires: "Hoy reflexionamos sobre la esperanza cristiana como fuerza de los mártires, - dijo hablando en español. Jesús advierte a sus discípulos que serán odiados por seguirle. Los cristianos son hombres y mujeres «contracorriente», que siguen la lógica del Evangelio, que es la lógica de la esperanza. Esto se traduce en un estilo de vida concreto: deben vivir la pobreza, recorriendo su camino con lo esencial, y con el corazón lleno de amor; deben ser prudentes y a la vez astutos; pero jamás violentos". El mal no se puede combatir con el mal En la catequesis pronunciada en italiano, el Papa Francisco observó en primer lugar, que "los cristianos aman pero no son siempre amados", pero que Jesús, en el relato evangélico, nos pone de inmediato frente a esa realidad. De hecho - explicó - en mayor o menor medida, la confesión de la fe sucede en un clima de hostilidad, y es por eso que los cristianos son hombres y mujeres contracorriente. Es decir, que porque el mundo está marcado por el pecado, que se manifiesta en diversas formas de egoísmos e injusticias, quien sigue a Cristo camina en dirección contraria. Pero Francisco puso en guardia también sobre la derrota del cristiano, que es aquella de caer en la tentación de la venganza y de la violencia, respondiendo al mal con el mal, mientras que para derrotar el mal, no se pueden adoptar los métodos del mal: "la única fuerza del cristiano es el Evangelio. En el momento de la prueba el cristiano no puede perder la esperanza, porque Jesús está con nosotros; él ha vencido el mal y nos acompaña en todas las circunstancias que nos toca vivir". Nada es invisible a los ojos de Dios "Hasta los cabellos de sus cabezas están contados" – nos dice el Maestro, lo que demuestra que a la vez que realiza un discurso premonitorio de sufrimientos y contradicciones, también nos da aliento y esperanza, y esto - precisó el Obispo de Roma - "porque Dios ve, nos protege y nos dona su redención": "Él es más fuerte que el mal, que las mafias, que las tramas oscuras de quien lucra sobre la piel de los desesperados, de quien aplasta a los demás con su prepotencia. Siempre hay alguien que escucha la voz de la sangre de Abel que clama desde la tierra". "Ninguno de los sufrimientos del hombre, ni siquiera los más pequeños y escondidos, pasan desapercibidos o son invisibles a los ojos de Dios". Martirio significa testimonio y fidelidad a Jesús La lógica cristiana acepta la prudencia, incluso la  astucia, pero jamás la violencia: Jesús nos envía como ovejas en medio de lobos, sin garras, sin fauces y sin armas, añadió el Papa, y tras recordar que "martirio" significa testimonio, precisó que - como dice el apóstol Pablo en el Himno a la caridad-  el ideal supremo de vida cristiana no es el martirio sino la caridad, es decir, el amor a Dios y al prójimo: "Desde los primeros cristianos, se ha denominado la fidelidad a Jesús con la palabra «martirio», es decir, testimonio . Los mártires no viven para sí, no combaten para afirmar sus propias ideas, sino que aceptan morir solo por la fidelidad al Evangelio. Por eso, no se puede utilizar la palabra mártir para referirse a los que cometen atentados suicidas, porque en su conducta no se halla esa manifestación de amor a Dios y al prójimo que es propia del testigo de Cristo".   Por último, tras recordar la Solemnidad del 29 de junio de los Apóstoles san Pedro y san Pablo, patronos de la Iglesia de Roma, el Santo Padre rezó para que por su intercesión, Dios "nos conceda el don de la fortaleza para seguirle y ser sus testigos viviendo la esperanza cristiana, sobre todo en ese martirio continuo y escondido de hacer bien y con amor nuestras obligaciones de cada día". (Griselda Mutual - Radio Vaticano)   (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: el trabajo sin la persona se vuelve inhumano

Dc, 28/06/2017 - 1:01pm
(RV).- El Papa Francisco recibió, esta mañana, a los Delegados de la Confederación Italiana de Sindicatos de Trabajadores – CISL - y destacó el tema elegido para el Congreso  que celebran en Roma: «Para la persona, para el trabajo». «Trabajo y persona son dos palabras que pueden y deben ir juntas. Porque si  pensamos y decimos el trabajo  sin la persona, el trabajo acaba volviéndose algo inhumano , que olvidando a las personas olvida y se pierde a sí mismo. Pero si pensamos las personas sin trabajo, decimos algo parcial, incompleto, porque la persona se realiza en plenitud cuando es trabajador, trabajadora, porque el individuo se vuelve persona cuando se abre a los demás, a la vida social, cuando florece en el trabajo. La persona florece con el trabajo. El trabajo es la forma más común de cooperación que la humanidad haya generado en su historia. Cada día millones personas cooperan simplemente trabajando: educando a nuestros niños, accionando aparatos mecánicos, tramitando trabajos de oficina… El trabajo es una forma de amor civil: no es un amor romántico ni siempre intencional, pero es un amor verdadero, auténtico, que nos hace vivir y lleva adelante el mundo». El Obispo de Roma hizo hincapié en que la persona no es solamente trabajo y se refirió a las numerosas formas de injusticia laboral y a la falta de empleo, en especial para los jóvenes .   Lamentando asimismo la explotación de los niños , con el trabajo infantil y de los menores en tantas partes del mundo, a los que se les niega el derecho a estudiar. Sin olvidar, las desigualdades en los sueldos y pensiones, pues no siempre se reconoce a todos el derecho a una pensión justa, el Santo Padre subrayó que « es urgente un nuevo pacto social humano , un nuevo pacto social para el trabajo», que reduzca las horas de trabajo de quienes están cerca de la jubilación para dar empleo a los jóvenes En lo que respecta al cometido y al papel de los movimientos sindicales en la actualidad, el Papa quiso subrayar en su denso discurso «dos desafíos epocales»: la profecía y la innovación . En el primer desafío - que señala la vocación del sindicato de dar voz a los que no tienen voz en la sociedad -   puso en guardia contra la pérdida de la verdadera naturaleza profética del sindicato, que se va pareciendo demasiado a otras instituciones o poderes, que sin embargo debería criticar : «El sindicato, con el pasar del tiempo ha terminado con parecerse demasiado a la política, o mejor dicho, a los partidos políticos, a su lenguaje, a su estilo. Y sin embargo, se falta esta típica y diversa dimensión, también la acción dentro de las empresas pierde fuerza y eficacia. Ésta es la profecía». En el segundo desafío, el de la innovación, el Papa Francisco lamentó que «el capitalismo de nuestro tiempo no comprende el valor del sindicato, porque ha olvidado la naturaleza social de la economía, de la empresa»: « Éste es uno de los pecados más grandes. Economía de mercado: no. Digamos economía social de mercado , como nos ha enseñado San Juan Pablo II : economía social de mercado. La economía ha olvidado la naturaleza social que tiene como vocación, la naturaleza social de la empresa, de la vida, de las relaciones, de los pactos. Pero quizá nuestra sociedad no comprende al sindicato también porque no lo ve luchar lo suficiente en los lugares de los ‘que aún no tienen derechos’: en las periferias existenciales, entre los descartados del trabajo». Lejos de desanimarse porque la corrupción haya entrado también en los sindicatos, el Papa alentó a proseguir su compromiso social, en particular en lo que respecta a los migrantes, a los jóvenes y a las mujeres». (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa en la catequesis: “Que Dios nos done siempre la fuerza de ser sus testigos”

Dc, 28/06/2017 - 1:01pm
(RV).- “A veces, leyendo las historias de tantos mártires de ayer y hoy, nos quedamos sorprendidos ante la fortaleza con la cual han enfrentado la prueba. Esta fortaleza es signo de la gran esperanza que los animaba: la esperanza cierta que nada, ni nadie los podía separar del amor de Dios donado en Jesucristo”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del último miércoles de junio , el significado de la esperanza cristiana como fuerza de los mártires. Continuando su ciclo de catequesis sobre “la esperanza”, el Obispo de Roma recordó que, cuando, en el Evangelio, Jesús envía a sus discípulos en misión, no los ilusiona con quimeras de fácil suceso; al contrario, les advierte claramente que el anuncio del Reino de Dios implica siempre una oposición. “Los cristianos son – preciso el Pontífice – hombres y mujeres contracorriente. Esto es normal dijo, porque el mundo está marcado por el pecado, que se manifiesta en diversas formas de egoísmo y de injusticia, quien sigue a Cristo, agregó el Papa,  camina en dirección contraria. No por un espíritu polémico, sino por fidelidad a la lógica del Reino de Dios, que es una lógica de esperanza, y se traduce en el estilo de vida basado en las indicaciones de Jesús”. “Que Dios nos done siempre la fuerza de ser sus testigos – concluyó el Papa Francisco - nos done vivir la esperanza cristiana sobre todo en el martirio escondido de hacer bien y con amor nuestros deberes de cada día”. Texto completo de la catequesis del Papa Francisco Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Hoy reflexionamos sobre la esperanza cristiana como fuerza de los mártires. Cuando, en el Evangelio, Jesús envía a sus discípulos en misión, no los ilusiona con quimeras de fácil suceso; al contrario, les advierte claramente que el anuncio del Reino de Dios implica siempre una oposición. Y usa incluso una expresión extrema: «Serán odiados – odiados – por todos a causa de mi Nombre» (Mt 10,22). Los cristianos aman, pero no siempre son amados. Desde el inicio Jesús nos pone ante esta realidad: en una medida más o menos fuerte, la confesión de la fe se da en un clima de hostilidad. Los cristianos son pues hombres y mujeres “contracorriente”. Es normal: porque el mundo está marcado por el pecado, que se manifiesta en diversas formas de egoísmo y de injusticia, quien sigue a Cristo camina en dirección contraria. No por un espíritu polémico, sino por fidelidad a la lógica del Reino de Dios, que es una lógica de esperanza, y se traduce en el estilo de vida basado en las indicaciones de Jesús. Y la primera indicación es la pobreza. Cuando Jesús envía a sus discípulos en misión, parece que pone más atención en el “despojarlos” que en el “vestirlos”. De hecho, un cristiano que no es humilde y pobre, desapegado de las riquezas y del poder y sobre todo desapegado de sí, no se asemeja a Jesús. El cristiano recorre su camino en este mundo con lo esencial para el camino, pero con el corazón lleno de amor. La verdadera derrota para él o para ella es caer en la tentación de la venganza y de la violencia, respondiendo al mal con el mal. Jesús nos dice: «Yo los envío como a ovejas en medio de lobos» (Mt 10,16). Por lo tanto, sin fauces, sin garras, sin armas. El cristiano mejor dicho deberá ser prudente, a veces también astuto: estas son virtudes aceptadas por la lógica evangélica. Pero la violencia jamás. Para derrotar al mal, no se puede compartir los métodos del mal. La única fuerza del cristiano es el Evangelio. En los momentos de dificultad, se debe creer que Jesús está delante de nosotros, y no cesa de acompañar a sus discípulos. La persecución no es una contradicción al Evangelio, sino que forma parte de este: si han perseguido a nuestro Maestro, ¿Cómo podemos esperar que nos sea eximida la lucha? Pero, al centro de la tormenta, el cristiano no debe perder la esperanza, pensando de haber sido abandonado. Jesús conforta a los suyos diciendo: «Ustedes tienen contados todos sus cabellos» (Mt 10,30). Para decir que ningún sufrimiento del hombre, ni siquiera el más pequeño y escondido, es invisible a los ojos de Dios. Dios ve, y seguramente protege; y donará su rescate. De hecho, existe en medio de nosotros Alguien que es más fuerte que el mal, más fuerte que las mafias, que los oscuros engaños, de quien lucra sobre la piel de los desesperados, de quien aplasta a los demás con prepotencia… Alguien que escucha desde siempre la voz de la sangre de Abel que grita desde la tierra. Los cristianos deben pues encontrarse siempre del “otro lado” del mundo, aquel elegido por Dios: no perseguidores, sino perseguidos; no arrogantes, sino humildes; no vendedores de humo, sino subyugados a la verdad; no impostores, sino honestos. Esta fidelidad al estilo de Jesús – que es un estilo de esperanza – hasta la muerte, será llamada por los primeros cristianos con un nombre bellísimo: “martirio”, que significa “testimonio”. Habían tantas otras posibilidades, ofrecidas por el vocabulario: se podía llamar heroísmo, abnegación, sacrificio de sí. En cambio, los cristianos de los primeros tiempos los han llamado con un nombre que perfuma de discipulado. Los mártires no viven para sí, no combaten para afirmar sus propias ideas, y aceptan deber morir sólo por fidelidad al Evangelio. El martirio no es ni siquiera el ideal supremo de la vida cristiana, porque sobre ello está la caridad, es decir, el amor hacia Dios y hacia el prójimo. Lo dice bien el Apóstol Pablo en el himno a la caridad, es decir el amor hacia Dios y hacia el prójimo. Lo dice bien el Apóstol Pablo en el himno a la caridad: «Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada» (1Cor 13,3). Disgusta a los cristianos la idea que los terroristas suicidas puedan ser llamados “mártires”: no hay nada en su fin que pueda asemejarse a la actitud de los hijos de Dios. A veces, leyendo las historias de tantos mártires de ayer y hoy – que son más de los mártires de los primeros tiempos –, nos quedamos sorprendidos ante la fortaleza con la cual han enfrentado la prueba. Esta fortaleza es signo de la gran esperanza que los animaba: la esperanza cierta que nada y nadie los podía separar del amor de Dios donado en Jesucristo (Cfr. Rom 8,38-39). Que Dios nos done siempre la fuerza de ser sus testigos. Nos done vivir la esperanza cristiana sobre todo en el martirio escondido de hacer bien y con amor nuestros deberes de cada día. Gracias. (Traducción del italiano, Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

La esperanza, fuerza de los mártires. Catequesis del Papa en español

Dc, 28/06/2017 - 12:17pm
«Yo los envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas. Cuídense de los hombres, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los harán morir. Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará». Mt 10,16-17.21-22 (RV).-  A continuación, la catequesis del Papa Francisco pronunciada en español: Queridos hermanos y hermanas Hoy reflexionamos sobre la esperanza cristiana como fuerza de los mártires . Jesús advierte a sus discípulos que serán odiados por seguirle. Los cristianos son hombres y mujeres «contracorriente», que siguen la lógica del Evangelio, que es la lógica de la esperanza. Esto se traduce en un estilo de vida concreto: deben vivir la pobreza , recorriendo su camino con lo esencial, y con el corazón lleno de amor; deben ser prudentes y a la vez astutos; pero jamás violentos. El mal no se puede combatir con el mal. La única fuerza del cristiano es el Evangelio. En el momento de la prueba el cristiano no puede perder la esperanza, porque Jesús está con nosotros; él ha vencido el mal y nos acompaña en todas las circunstancias que nos toca vivir. Desde los primeros cristianos, se ha denominado la fidelidad a Jesús con la palabra «martirio», es decir, testimonio. Los mártires no viven para sí, no combaten para afirmar sus propias ideas, sino que aceptan morir solo por la fidelidad al Evangelio. Por eso, no se puede utilizar la palabra mártir para referirse a los que cometen atentados suicidas, porque en su conducta no se halla esa manifestación de amor a Dios y al prójimo que es propia del testigo de Cristo.  Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica. Saludo también al grupo argentino que ha trabajado sobre la Encíclica Laudato Sii y el diálogo interreligioso. Y al integrante islámico de ese grupo, ¡feliz cumpleaños! Mañana celebraremos la solemnidad de los apóstoles san Pedro y san Pablo, que dieron su vida por amor a Cristo. Pidamos a Dios por su intercesión que nos concesa el don de la fortaleza para seguirle y ser sus testigos viviendo la esperanza cristiana, sobre todo en ese martirio continuo y escondido de hacer bien y con amor nuestras obligaciones de cada día. Muchas gracias. (Radio Vaticana) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: seamos instrumentos de comunión y de paz. Bienvenida a la Delegación de Constantinopla

Dm, 27/06/2017 - 2:41pm
(RV).- El Papa Francisco recibió con gran alegría a la Delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, que llegó a Roma con motivo de la fiesta de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo. Con su especial agradecimiento al Patriarca Bartolomé , el Papa  destacó el impulso en el camino ecuménico y se refirió al anhelo de comunión plena, que «no sea uniformidad homologada». Recordó que en 2017 se cumple medio siglo de las históricas visitas de Pablo VI al Fanar y del Patriarca Atenágoras a Roma , que dieron vida al intercambio de Delegaciones entre la Iglesia de Roma y la de Constantinopla, en ocasión de las fiestas de sus respectivos Patronos: «Vuestra presencia me ofrece la grata oportunidad de recordar que este año se celebra el 50 aniversario de la visita del Beato Pablo VI al Fanar, en julio de 1967, y de la visita del Patriarca Atenágoras, de venerada memoria, a Roma en octubre de ese mismo año. El ejemplo de estos valientes y Pastores con visión de futuro, movidos únicamente por el amor a Cristo y a su Iglesia nos alienta a proseguir nuestro camino hacia la unidad plena . Hace cincuenta años las dos visitas fueron eventos que suscitaron inmensa alegría y entusiasmo en los fieles de las Iglesias de Roma y de Constantinopla y contribuyeron a hacer madurar la decisión de enviar delegaciones para sus fiestas patronales, cosa que seguimos haciendo hoy». El Papa Francisco recordó también con alegría su encuentro con el Patriarca Bartolomé en la capital egipcia : «Estoy profundamente agradecido al Señor, porque a mí también me sigue dando ocasión de encontrar a mi hermano amado Bartolomé. En particular, conservo un recuerdo grato y benéfico de nuestro reciente encuentro en El Cairo, donde pude constatar una vez más la profunda consonancia de visión sobre algunos desafíos que interesan a la vida de la Iglesia y del mundo contemporáneo». En este contexto, el Obispo de Roma destacó, con sus mejores deseos, la reunión en Leros, Grecia, prevista para el mes de septiembre del Comité de coordinación de la Comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa. Y concluyó su discurso recordando la oración de Jesús al Padre: «Eminencia, queridos hermanos, la unidad de todos sus discípulos fue el apremiante ruego que Jesucristo presentó al Padre poco antes de su pasión y muerte (cfr Jn 17,21). El cumplimiento de este ruego está confiado a Dios, pero pasa también a través de nuestra docilidad y obediencia a su voluntad. Oremos los unos por los otros para que el Señor nos conceda ser instrumentos de comunión y de paz, confiando en la intercesión de los Santos Pedro y Pablo y de San Andrés ». (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa Francisco celebra una misa por sus 25 años de Ordenación Episcopal

Dm, 27/06/2017 - 1:16pm
(RV).- Junto a los cardenales presentes en Roma, Papa Francisco presidió una misa en ocasión del XXV aniversario de su Ordenación Episcopal en la Capilla Paolina del Palacio Apostólico, también conocida como la “Capilla de las Lágrimas” ya que es el lugar donde el nuevo Papa va a llorar, inmediatamente después de ser elegido y antes de presentarse al pueblo en la Plaza de San Pedro. Francisco en su homilía habló del diálogo de Dios con Abrám y planteó 3 imperativos: levántate - mira - espera . Como tomando conciencia de la edad avanzada de varios de los cardenales presentes, el Papa dijo, con un toque de humor: “la mayoría de los que estamos aquí ya somos ancianos con la misma edad de Abrám, a nosotros también Dios nos dice levántate, mira y espera” . “Alguno que no nos quiere bien dice que somos la gerontocracia de la Iglesia pero no sabe lo que dice” afirmó Francisco para continuar: “ nosotros somos los abuelos y tenemos que transmitir nuestros sueños a los jóvenes para que se conviertan en profecía. Ellos están esperando”.   Haciendo hincapié en la figura de abuelos, el Santo Padre concretizó que deben ser abuelos “a los cuales nuestros nietos miran” , también abuelos “que deben dar un sentido a la vida con su experiencia” , abuelos “no cerrados en la melancolía de nuestra historia, sino abiertos para darla” , y concluyó pidiendo al Señor que les conceda a todos esta gracia; la gracia de sentir ser los abuelos del pueblo de Dios . (Mireia Bonilla para RV) Texto completo de la homilía del Papa En la primera Lectura hemos escuchado como continúa el diálogo entre Dios y Abram, aquel diálogo que comenzó con aquel “Vete. Vete de tu tierra…” (Gén 12,1). Y en esta continuación del diálogo, encontramos tres imperativos: “¡Levántate!”, “¡Mira!” “¡Espera!” Tres imperativos que marcan el camino que debe recorrer Abram y también el modo de hacer, la actitud interior: levántate, mira, espera. “¡Levántate!” Levántate, camina, no estés detenido. Tú tienes un deber, tú tienes una misión y debes cumplirla en camino. No permanezcas sentado: levántate, en pie. Y Abram comenzó a caminar. En camino, siempre. Y el símbolo de esto es la tienda. Dice el Libro del Génesis que Abram andaba con la tienda y cuando se detenía tenía la tienda. Abram jamás hizo una casa para sí mismo, mientras existía este imperativo: “¡Levántate!” Solamente construyó un altar: la única cosa. Para adorar a Aquel que le ordenaba levantarse, estar en camino, con la tienda. “¡Levántate!” “¡Mira!” Segundo imperativo. “Alza ahora tus ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y hacia el sur, y hacia el oriente y hacia el occidente”. (Gén 13,14). Mira. Mira el horizonte, no construyas muros. Mira siempre. Y sigue adelante. Y la mística del horizonte es que cuanto más se va adelante, el horizonte está siempre más lejos. Ir más allá con la mirada, ir más allá, adelante, caminando pero hacia el horizonte. Tercer imperativo: “¡Espera!” Está ese diálogo hermoso: “Tú me has dado tanto, pero el heredero será este doméstico” – “El heredero saldrá de ti, nacerá de ti. ¡Espera! (cfr. Gén 15,3-4). Y esto, dicho a un hombre que no podía tener herencia, ya sea por su edad que por la esterilidad de la esposa. Pero será “de ti”. Y tu herencia  – de ti – será “como el polvo de la tierra. Si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada”. (Gén 13,16). Y un poco más adelante: “Mira ahora los cielos y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Así será tu descendencia”. Y Abram creyó y el Señor se lo contó por justicia (cfr Gén 15,5-6). En la fe de Abram inicia aquella justicia que Paolo mencionará más adelante en la explicación de la justificación. “¡Levántate! ¡Mira!” – el horizonte, nada de muros, el horizonte – “¡Espera!” Y la esperanza es sin muros, es puro horizonte. Pero cuando Abram fue llamado, tenía más o menos nuestra edad: estaba por pensionarse, por jubilarse para descansarse… Comenzó a aquella edad. Un hombre anciano, con el peso de la vejez, aquella vejez que trae los dolores, las enfermedades… Pero tú, como si fueras un jovencito, ¡levántate, ve, ve! Como si fueras un scout : ¡ve! Mira y espera. Y esta Palabra de Dios es también para nosotros, que tenemos una edad que es como aquella de Abram… más o menos. Hay algunos jóvenes aquí, pero la mayoría de nosotros tiene esta edad. Y a nosotros el Señor hoy nos dice lo mismo: “¡Levántate, mira, espera!” Nos dice que no es la hora de encerrar nuestra vida, que no cerremos nuestra historia, que no resumamos nuestra historia. El Señor nos dice que nuestra historia está abierta todavía: está abierta hasta el final, está abierta con una misión. Y con estos tres imperativos nos indica la misión: “¡Levántate!” “¡Mira!” “¡Espera! Alguien que no nos quiere dice que somos la gerontocracia de la Iglesia. Es una mofa del destino. No entiende lo que dice. No somos ancianos: somos abuelos. Y si no sentimos esto, debemos pedir la gracia de sentirlo. Abuelos a los cuales nuestros nietos miran. Abuelos que deben darles un sentido de la vida, con nuestra experiencia. Abuelos no encerrados en la melancolía de nuestra historia, sino abiertos para dar esto. Y para nosotros, este “levántate, mira, espera” se llama “ soñar ”. Nosotros somos abuelos llamados a soñar y a dar nuestro sueño a la juventud de hoy: lo necesitan. Porque ellos tomarán de nuestros sueños la fuerza para profetizar y llevar adelante su deber. Me viene en mente aquel pasaje del Evangelio de Lucas (2,21-38), de Simón y Ana: dos abuelos. Pero ¡cuánta capacidad de soñar tenían estos dos! Y todo este sueño lo contaron a San José, a la Virgen, a la gente… Y Ana iba hablando de aquí para allá y decía: “¡Es Él, es Él!” Y contaba el sueño de su vida. Y esto es lo que hoy el Señor nos pide: que seamos abuelos . Que tengamos la vitalidad de dar a los jóvenes, porque los jóvenes lo esperan de nosotros. Que no nos cerremos, que demos lo mejor de nosotros: ellos esperan de nuestra experiencia, de nuestros sueños positivos para llevar adelante la profecía y el trabajo. Pido al Señor para que nos dé a todos nosotros esta gracia. También para aquellos que todavía no son abuelos: vemos el presidente de los obispos del Brasil: es un jovencito, ¡pero llegarás! La gracia de ser abuelos, la gracia de soñar, y dar este sueño a nuestros jóvenes: lo necesitan. Al finalizar la Santa Misa y antes de la bendición, el Pontífice expresó su agradecimiento con estas palabras: Quiero agradecerles a todos ustedes por las palabras que me ha dirigido el cardenal Sodano, decano, con el nuevo vice-decano que está a lado de él - ¡felicitaciones! Agradecerles por esta oración común en este aniversario, pidiendo el perdón por mis pecados y la perseverancia en la fe, en la esperanza, en la caridad. Les agradezco tanto por esta compañía fraternal y pido al Señor que los bendiga y los acompañe en el camino del servicio a la Iglesia. Muchas gracias. (Traducción de María Cecilia Mutual – Radio Vaticana)   (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: Caminemos con confianza hacia las sorpresas de Dios

Dll, 26/06/2017 - 3:44pm
(RV).- No sirven los horóscopos o los nigromantes para conocer el futuro : el verdadero cristiano no es el que se instala y permanece quieto, sino aquel que se fía de Dios y se deja guiar en un camino abierto a las sorpresas del Señor . Lo afirmó el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta . El cristiano “detenido” no es un “cristiano verdadero”. El Papa invitó a no permanecer  estáticos, a no “instalarse demasiado”, a la vez que exhortó a “confiar en Dios” y seguirlo. Inspirándose en la Primera Lectura del día, tomada del libro del Génesis , Francisco reflexionó sobre la figura de Abrahán en quien – explicó  – “existe el estilo de la vida cristiana, nuestro estilo como pueblo”, basado en tres dimensiones: el “despojo”, la “promesa” y la “bendición”. Y recordó que el Señor exhortó a Abrahán a irse de su país, de su patria, de la casa de su padre: “Ser cristiano lleva siempre esta dimensión de despojo que encuentra su plenitud en el despojo de Jesús en la Cruz . Siempre hay un ‘vete’, ‘deja’, para dar el primer paso: ‘Deja y vete de tu tierra, de tu parentela, de la casa de tu padre’. Si hacemos un poco de memoria veríamos que en los Evangelios la vocación de los discípulos es un ‘vete’, ‘deja’ y ‘ven’. También en los profetas, ¿no? Pensemos en Eliseo , trabajando la tierra: ‘Deja y ven’ – ‘Pero al menos, permíteme saludar a mis padres’ – ‘Pero, ve y vuelve’. ‘Deja y ven’”. Los cristianos – añadió el Obispo de Roma – deben tener la “capacidad” de ser despojados, de lo contrario no son “cristianos auténticos”, como no lo son quienes no se dejan “despojar y crucificar con Jesús”. Abrahán “obedeció por la fe”, partiendo hacia una tierra que iba a “recibir en herencia”, pero sin conocer un destino preciso: “El cristiano no tiene un horóscopo para ver el futuro; no va a ver al nigromante que tiene una esfera de cristal, y quiere que le lea la mano… No, no. No sabe a dónde va. Va guiado. Y esto es como una primera dimensión de nuestra vida cristiana: despojarse. Pero, despojarse ¿para qué? ¿Para una ascesis firme? ¡No, no! Para ir hacia una promesa. Y ésta es la segunda. Nosotros somos hombres y mujeres que caminamos hacia una promesa, hacia un encuentro, hacia algo – una tierra, dice a Abrahán – que debemos recibir en herencia”. Y sin embargo – subrayó Francisco – Abrahán no construye una casa, sino que “planta una tienda”, para indicar que “está en camino y que se fía de Dios”. De modo que construye un altar “para adorar al Señor”. Después, “sigue caminando”, está “siempre en camino”: “El camino comienza todos los días por la mañana; el camino de encomendarse al Señor , el camino abierto a las sorpresas del Señor , tantas veces no buenas, tantas veces graves – pensemos en una enfermedad, en una muerte – pero abierto, porque yo sé que Tú me llevarás a un lugar seguro, a una tierra que Tú has preparado para mí: es decir, el hombre en camino, el hombre que vive en una tienda, una tienda espiritual. Nuestra alma, cuando se acomoda demasiado, se instala demasiado, pierde esta dimensión de ir hacia la promesa y, en lugar de caminar hacia la promesa, lleva la promesa y posee la promesa. Y esto no va, no es propiamente cristiano”. En “esta semilla del inicio de nuestra familia” cristiana – dijo el Papa al concluir – sobresale otra característica, la de la bendición. Sí, porque el cristiano es un hombre, una mujer que “bendice”. O sea: “dice bien de Dios y dice bien de los demás” y que “se hace bendecir por Dios y por los demás” para ir adelante. Éste es el esquema de “nuestra vida cristiana”, porque todos,  “también” los laicos, debemos “bendecir a los demás, decir bien de los demás y decir bien a Dios de los demás”. Con frecuencia – terminó diciendo el Pontífice –  estamos acostumbrados “a no decir bien” del prójimo, cuando – explicó – “la lengua se mueve un poco como quiere”, en lugar de seguir el mandamiento que Dios encomienda a “nuestro padre” Abrahán , como “síntesis de la vida”: a saber el de caminar , dejarse “despojar” por el Señor , fiarse de sus promesas y ser irreprensibles, puesto que, en el fondo, “la vita cristiana es tan sencilla”. (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: prevención oncológica para todos y cultura de la vida

Dll, 26/06/2017 - 3:13pm
(RV).- El Papa Francisco alentó a la Liga Italiana para la Lucha contra los Tumores en el compromiso para impulsar la prevención al alcance de todos, el acompañamiento de los pacientes y de sus familiares, el voluntariado y la colaboración entre la comunidad eclesial y la civil. « Hay tanta necesidad de difundir una cultura de la vida , hecha de actitudes y comportamientos. Una verdadera cultura popular, seria, accesible a todos, que no se base en intereses comerciales ». Reiterando la importancia de la colaboración con el voluntariado, en las estructuras sanitarias públicas y privadas, asistiendo a los enfermos y a las familias el Papa señaló la sintonía con la comunidad eclesial : «Porque ella está llamada por vocación y misión a vivir el servicio al que sufre y a vivirlo según el binomio típicamente cristiano de la humildad y del silencio». Ante la marginación causada por la enfermedad y los cuidados oncológicos, el Santo Padre recordó asimismo la responsabilidad de cada uno, en especial de los cristianos, de salir al encuentro de los que sufren : «‘Periferia’, en efecto, es todo hombre y mujer que vive una condición de marginación; periferia es toda persona obligada a vivir al margen de la sociedad y de las relaciones, sobre todo cuando la enfermedad quiebra los ritmos acostumbrados, como es el caso de las patologías oncológicas. Es la periferia la que llama en causa la responsabilidad de cada uno de nosotros, porque todo cristiano, al igual que todo hombre animado por el anhelo de verdad y de bien, es un instrumento consciente de la gracia» El brindar cuidados y acompañamiento, testimoniado en el día a día compartido con tantas personas enfermas es una riqueza inestimable para toda la sociedad : «Recuerda a toda la comunidad civil y eclesial que no hay que temer la proximidad, no hay que temer la ternura, no hay que temer ‘el perder el tiempo’ con lazos que ofrecen y acogen sostén y conforto recíproco, espacios de solidaridad auténticos y no formales». Antes de concluir su discurso, el Papa subrayó la importancia del acceso a la salud y a la prevención: «Me permito subrayar que, puesto que la salud es un bien primario y fundamental de toda persona, es de esperar que la prevención oncológica pueda extenderse a todos , gracias a la colaboración entre los servicios públicos y privados, las iniciativas de la sociedad civil y aquellas caritativas. De este modo, con vuestra específica contribución, también en este sector podremos lograr que nuestras sociedades sean cada vez más inclusivas». Con su agradecimiento por este encuentro, antes de su bendición, el Obispo de Roma encomendó el compromiso de los miembros y voluntarios de  Liga Italiana para la Lucha contra los Tumores, junto con todas las personas enfermas que atienden, a la maternal protección de María Santísima, Salud de los Enfermos . CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Oración del Papa por tragedia en China y saludos y bendición a peregrinos del mundo después del Ángelus

Dg, 25/06/2017 - 2:29pm
(RV).-  Al final del rezo de la oración mariana el Obispo de Roma saludó a los fieles y peregrinos presentes.  El Papa empezó recordando un desastre natural en China causado por lluvias torrenciales. La plegaria del Pontífice se dirigió a las víctimas y los damnificados, pidiendo consuelo para ellos y por quienes los socorren. En sus saludos Francisco resaltó la beatificación en Lituania del Obispo Matulionis, asesinado por odio a la fe en 1962: “valiente defensor de la Iglesia y de la dignidad del hombre”. Mencionando a varios grupos internacionales presentes hoy en Roma, el Papa se dirigió especialmente a los fieles chilenos de Santiago, Rancagua y Copiapó. Saludos del Papa al final del Ángelus Queridos hermanos y hermanas, Expreso mi cercanía a la población china de Xinmo golpeada ayer por la mañana por un desprendimiento causado por fuertes lluvias. Rezo por los difuntos y los heridos y por todos los que han perdido su casa. Dios consuele a las familias y apoye a los socorristas. Les estoy muy cercano. Hoy, en Vilna (Lituania), es proclamado Beato el Obispo Teofilo Matulionis, asesinado por odio a la fe en 1962, cuando tenía casi 90 años. Demos gracias a Dios por el testimonio de este valiente defensor de la Iglesia, de la fe y de la dignidad del hombre. Lo saludamos con un aplauso, a él y a todo el pueblo lituano.  ¡Dirijo mi saludo a todos ustedes, romanos y peregrinos! De manera particular, saludo al Arzobispo Mayor, a los Obispos, a los sacerdotes y a los fieles de la Iglesia greco-católica ucraniana, así como también a los peregrinos de Bielorrusia, que recuerdan el 150° aniversario de la canonización de San Josafat.  Me uno espiritualmente a la Divina Liturgia que celebran dentro de poco en la Basílica de San Pedro, invocando del Señor para cada uno el valor del testimonio cristiano y el don de la paz para la querida tierra ucraniana. Saludo a los ministrantes de Komorow (Polonia) y a los demás fieles polacos, con un pensamiento también  para  los peregrinos al Santuario de la Madre de Dios de Gietrzwałd.  Saludo a los fieles chilenos de Santiago de Chile, Rancagua y Copiapó, como también a aquellos de Montpellier y de Córcega. Saludo a los confirmandos de Tombolo y a la peregrinación de la Orden de los Mínimos de San Francisco de Paula. Deseo a todos un buen domingo y, por favor no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista!   (Raúl Cabrera- Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: ¡No teman! nos dice aún hoy Jesús

Dg, 25/06/2017 - 2:17pm
Jesús nunca nos deja solos. Oremos por los cristianos perseguidos (RV).- El Papa Francisco, en la cita para el rezo del Ángelus, reiteró que el Señor nos sigue diciendo, como les decía a sus discípulos: ¡No tengan miedo! Una vez más, el Papa señaló que también en nuestros días está presente en el mundo la persecución contra los cristianos . E invitó a rezar por nuestros hermanos y hermanas perseguidos, alabando a Dios por su valiente testimonio de fidelidad a la fe. «Su ejemplo nos ayuda a no dudar en tomar posición en favor de Cristo» . Con el Evangelio del XII domingo del Tiempo Ordinario, el Santo Padre recordó las palabras de Jesús instruyendo a sus discípulos para misionar, diciéndoles tres veces ¡No teman! Aunque «el envío a la misión de parte de Jesús no garantiza a los discípulos el éxito, así como no los pone a salvo de fracasos y de sufrimientos» y «ellos tienen que tener en cuenta tanto la posibilidad del rechazo, como la de la persecución», subrayó el Obispo de Roma, que habló también de las diversas formas de pruebas que se pueden presentar en el anuncio del Evangelio algunas «aparentemente» tranquilas . Introduciendo el rezo mariano dominical, el Papa invocó a la Virgen María, «modelo de humilde y valiente adhesión a la Palabra de Dios» , para que «nos ayude a comprender que en el testimonio de la fe no cuentan los éxitos, sino la fidelidad a Cristo, reconociendo en cualquier circunstancia, también las más problemáticas, el don inestimable de ser sus discípulos misioneros». (CdM – RV) Voz y texto completo de las palabras del Papa: «Queridos hermanos y hermanas ¡buenos días! En el Evangelio de hoy (cfr Mt 10, 26-33) el Señor Jesús, después de haber llamado y enviado en misión a sus discípulos, los instruye y los prepara a afrontar las pruebas y las persecuciones que deberán encontrar. Ir en misión no es hacer turismo, y Jesús advierte a los suyos: ‘Encontrarán persecuciones’. Los exhorta así: ‘No tengan miedo de los hombres. No hay nada oculto que no deba ser revelado (…)  Lo que yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día. (…) Y no teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma’ (26-28). Y no tengan miedo de aquellos que solamente pueden matar el cuerpo y no tienen el poder de matar el alma. El envío a la misión de parte de Jesús no garantiza a los discípulos el éxito, así como no los pone a salvo de fracasos y de sufrimientos. Ellos tienen que tener en cuenta tanto la posibilidad del rechazo, como la de la persecución. Esto asusta un poco, pero es la verdad. El discípulo está llamado a conformar su propia vida a Cristo, que ha sido perseguido por los hombres, ha conocido el rechazo, el abandono y la muerte en la cruz. No existe la misión cristiana en tranquilidad plena; no existe la misión cristiana en tranquilidad plena. Las dificultades y las tribulaciones forman parte de la obra de evangelización y nosotros estamos llamados a encontrar en ellas la ocasión para verificar la autenticidad de nuestra fe y de nuestra relación con Jesús. Debemos considerar estas dificultades como la posibilidad para ser aún más misioneros y para crecer en aquella confianza en Dios, nuestro Padre, que no abandona a sus hijos en la hora de la tempestad. En las dificultades del testimonio cristiano en el mundo, nunca somos olvidados, sino que siempre estamos asistidos por la solicitud premurosa del Padre. Por ello, en el Evangelio de hoy, Jesús asegura tres veces a sus discípulos diciendo: ‘¡No teman!’ ¡No tengan miedo! También en nuestros días, hermanos y hermanas, está presente la persecución contra los cristianos. Nosotros oramos por nuestros hermanos y hermanas que son perseguidos y nosotros alabamos a Dios porque, a pesar de ello, siguen testimoniando con valentía y fidelidad su fe. Su ejemplo nos ayuda a no dudar en tomar posición en favor de Cristo, testimoniándolo con valentía en las situaciones de cada día, aun en contextos aparentemente tranquilos. En efecto, una forma de prueba puede ser también la ausencia de hostilidades y de tribulaciones. Además de ‘como ovejas entre lobos’, el Señor, también en nuestro tiempo, nos manda como centinelas en medio de la gente que no quiere que la despierten del adormecimiento mundano, que ignora las palabras de Verdad del Evangelio, construyéndose sus propias verdades efímeras. Y si vamos allí o vivimos allí y decimos las Palabras del Evangelio, esto incomoda y no nos mirarán bien. Pero en todo ello el Señor nos sigue diciendo, como les decía a los discípulos de su tiempo: ‘¡No teman!’. No olviden esta palabra: siempre, cuando tengamos alguna tribulación, alguna persecución, algo que nos haga sufrir, escuchemos la voz de Jesús en nuestro corazón: ‘¡No tengan miedo! ‘¡No tengas miedo: sigue adelante! ¡Yo estoy contigo! No tengan miedo del que se burla de ustedes y los maltrata, y no tengan miedo del que los ignora o del que por delante los honra y luego por la espalda combate contra el Evangelio. Hay tantos que por delante te sonríen, pero por la espalda combaten contra el Evangelio. Todos los conocemos. Jesús no nos deja solos porque somos preciosos para Él. Por ello no nos deja solos: cada uno de nosotros es precioso para Jesús, y nos acompaña. Que la Virgen María, modelo de humilde y valiente adhesión a la Palabra de Dios, nos ayude a comprender que en el testimonio de la fe no cuentan los éxitos, en el testimonio de la fe no cuentan los éxitos, sino la fidelidad; la fidelidad a Cristo, reconociendo en cualquier circunstancia, también las más problemáticas, el don inestimable de ser sus discípulos misioneros» (Traducción del italiano: Cecilia de Malak – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

“Hacer memoria grata del pasado, vivir el presente con pasión, abrazar el futuro con esperanza” invita el Papa a los padres resurreccionistas

Ds, 24/06/2017 - 5:12pm
(RV).- La mañana del sábado 24 de junio el Papa Francisco recibió en audiencia a los participantes en el Capítulo General de la Congregación de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, los padres resurreccionistas. Dirigiéndose a estos hijos espirituales de Bogdan Janski, apóstol de los polacos emigrados a Francia durante el siglo XIX, el Obispo de Roma les recordó que “han nacido para testimoniar que la Resurrección de Cristo está en la base de la vida cristiana, para anunciar la exigencia de la resurrección personal y apoyar a la comunidad en su misión al servicio del Reino de Dios”. Refiriéndose al tema de este Capítulo: “Testimonios de la presencia del Señor Resucitado: de la comunidad al mundo”, el Papa notó que está estrechamente relacionado con el carisma del Instituto, de ahí que el Santo Padre se detuviese en tres expresiones. Primero: Testimonios de la presencia del Señor Resucitado: es decir misioneros, apóstoles del Viviente. Por esto Francisco propuso como ícono a María Magdalena, apóstol entre los apóstoles, que la mañana de Pascua, después de encontrar a Jesús Resucitado, lo anuncia a los otros discípulos.  “Ella buscaba a Jesús muerto y lo encuentra vivo. Y esta es la gozosa Buena Noticia que lleva a los demás: Cristo está vivo y tiene el poder de vencer a la muerte y darnos la vida eterna”. “No sean hombres nostálgicos, sino hombres que, movidos por la fe en el Dios de la historia y de la vida, anuncian la llegada del alba también en plena noche. Hombres contemplativos que, con la mirada del corazón fijo en el Señor, saben ver aquello que no ven los demás, impedidos por las preocupaciones de este mundo; hombres que sepan proclamar, con la audacia que viene del Espíritu, que Cristo está vivo y es el Señor”. “Una segunda reflexión es esta: María Magdalena y las otras mujeres que van al sepulcro son mujeres ‘en salida’: abandonan su ‘nido’ y se ponen en camino, saben arriesgar. El Espíritu los llama también a ustedes, hermanos de la Resurrección, a ser hombres en camino, un Instituto ‘en salida’, hacia las periferias humanas, allí donde es necesario llevar la luz del Evangelio”. De la comunidad al mundo continuó reflexionando el Papa. “Como los discípulos de Emaús, déjense alcanzar por el Resucitado, ya sea individualmente que comunitariamente, de manera particular a lo largo de los senderos de la desilusión y del abandono”, puntualizó, exhortándolos luego a ser constructores de comunidades evangélicas y no meros ‘consumidores’ de ellas; a asumir la vida fraterna en comunidad como la primera forma de evangelización. “Que las comunidades estén abiertas a la misión y escapen de la auto referencialidad, que conduce a la muerte. Que en una sociedad que tiende a nivelar y a masificar, donde la injusticia contrapone y divide, en un mundo lacerado y agresivo, no falte el testimonio de la vida fraterna en comunidad”. El Papa concluyó recordando a los padres resurreccionistas aquello que tantas veces ha dicho a los consagrados, especialmente durante el Año de la Vida Consagrada: “Hacer memoria grata del pasado, vivir el presente con pasión, abrazar el futuro con esperanza. Memoria grata del pasado: no arqueología, porque el carisma es siempre una fuente de agua viva, no una botella de agua destilada. Pasión para mantener siempre vivo y joven el primer amor, que es Jesús. Esperanza: sabiendo que Jesús está con nosotros y guía nuestros pasos así como ha guiado los pasos de nuestros fundadores”. (RC-RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: repugnar lo que contamina el agua, el deporte y la vida

Ds, 24/06/2017 - 3:40pm
(RV).- El Papa Francisco saludó cordialmente a los queridos amigos de la Federación Italiana de Natación y a los atletas participantes en el Trofeo ‘Sette Colli’, celebrado en Roma Días de alegría y de entusiasmo, tanto para los deportistas como para los aficionados, porque el deporte es también fiesta , señaló el Papa, añadiendo que es una fiesta con contenidos y valores : «Porque transmite valores cada vez más necesarios en una sociedad como la nuestra, que se define ‘líquida’, sin puntos de referencia firmes. Vuestro deporte se desarrolla en el agua, pero no es ‘líquido’. Aún más es muy ‘sólido’, requiere empeño constante y fortaleza» «Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua, la cual es muy humilde, y preciosa y casta». Tras recordar las palabras de San Francisco de Asís, en el Cántico de las Criaturas, el Obispo de Roma reiteró la importancia del agua en la vida, en el cuidado de la Creación: «Que vuestro desafiarse, competir, vivir en contacto con el agua pueda ser también una contribución para una cultura del agua diversa: el agua es vida, sin agua no hay vida. Y hablar de vida es hablar de Dios , origen y fuente de la vida, y también nuestra vida cristiana inicia en el signo del agua con el Bautismo . El agua en la que nadan, se tiran desde el trampolín, juegan, compiten recuerda una pluralidad de atenciones : el valor del cuerpo, que debe ser cuidado y no idolatrado; la necesidad de interioridad y de búsqueda de sentido en lo que hacen; la fuerza y el coraje para resistir a la fatiga; la visión clara de cuál meta buscar en la vida y de cómo alcanzarla; el valor de autenticidad que es transparencia, limpidez, limpieza interior. En contacto con el agua, aprendan a sentir repugnancia hacia todo lo que contamina, tanto en el deporte como en la vida » (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

¡Siempre adelante! Aliento y gratitud del Papa a Serra Internacional

Dv, 23/06/2017 - 3:47pm
(RV).- El Papa Francisco recibió con gran alegría a los participantes, en la 75 Convención Internacional de la asociación de laicos, que inspira su nombre en San Junípero Serra, provenientes de tantas partes del mundo, con motivo del encuentro celebrado en Roma, con el lema «Siempre adelante. El coraje de la vocación» : «Con la alegría del Evangelio y la audacia típica de la misión cristiana, se  han reunido para redescubrir - siguiendo la escuela del Maestro - el sentido de toda vocación cristiana: ofrecer la propia vida como don, ‘ungiendo’ a los hermanos con la ternura y la misericordia de Dios» El Santo Padre subrayó la importancia de la obra que desarrollan sosteniendo las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, y agradeciendo el saludo del presidente de Serra Internacional, Dante Vannini, destacó la importancia de la amistad: «Ser amigos de los sacerdotes, sosteniendo su vocación y acompañando su ministerio: ¡éste es el gran don con el cual enriquecen a la Iglesia!» A pesar de que la palabra amigo está algo desgastada en la actualidad, el Papa recordó que Jesús nos enseña la verdadera amistad. Y volviendo al lema de su encuentro romano – «siempre adelante» - destacó que la vida del discípulo misionero está marcada por el ritmo que le imprime la llamada; la voz del Señor que lo invita a abandonar sus seguridades y a emprender ‘el santo viaje’. La vocación es la invitación a salir de sí mismos para comenzar a vivir la fiesta del encuentro con el Señor y a recorrer los caminos a donde Él nos envía. Ponerse en camino, confiando en la misericordia divina. El Papa Francisco evocó a Fray Junípero: « ¡Nos ilumina la imagen de San Junípero que, cojeando, se obstina en querer ponerse en camino hacia San Diego para plantar allí la Cruz! Me dan miedo los cristianos que no caminan y se encierran en su propio nicho. Es mejor proceder cojeando, cayendo algunas veces, pero confiando siempre en la misericordia de Dios, que ser ‘cristianos de museo’, que temen los cambios y que, un vez que han recibido un carisma o una vocación, en lugar de ponerse al servicio de la eterna novedad del Evangelio, se defienden a sí mismos y sus propios cargos». El Obispo de Roma animó asimismo a los miembros de Serra Internacional a proseguir en su caminar con coraje, con creatividad y con audacia. Sin miedo a renovar sus estructuras y sin permitir que el precioso camino cumplido pierda el impulso de la novedad. Y culminó su discurso renovando su aliento y aprecio: «Queridos hermanos y hermanas, los exhorto a ser verdaderos amigos de los seminaristas y de los sacerdotes, manifestando vuestro amor hacia ellos en la promoción de las vocaciones, en la oración y en la colaboración pastoral. Y recuerden: ¡siempre adelante! Adelante en la esperanza, adelante con vuestra misión, mirando más allá, abriendo horizontes de par en par, dejando espacio a los jóvenes y preparando el futuro. La Iglesia y las vocaciones sacerdotales tienen necesidad de ustedes. Que María Santísima, Madre de la Iglesia y de los sacerdotes, los acompañe . ¡Y, por favor, recen también por mí!» (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: Hay que hacerse pequeños para escuchar la voz del Señor

Dv, 23/06/2017 - 3:00pm
(RV).- Para escuchar la voz del Señor es necesario hacerse pequeños. Lo recordó el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta , en la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús .   El Señor nos ha elegido, se “ha implicado con nosotros en el camino de la vida” y “nos ha dado a su Hijo y la vida de su Hijo por nuestro amor”. Aludiendo a la Primera Lectura del día tomada del libro del Deuteronomio , en que Moisés dice que Dios nos ha elegido para ser su pueblo de entre todos los pueblos de la tierra, Francisco explicó el modo de alabar a Dios porque “en el corazón de Jesús nos da la gracia de celebrar con alegría los grandes misterios de nuestra salvación , de su amor por nosotros”, es decir, celebrando “nuestra fe”. De modo especial el Pontífice se detuvo en dos palabras contenidas en el pasaje bíblico, a saber: elegir y pequeñez . De la primera dijo que no hemos sido nosotros quienes lo elegimos a Él, sino que es Dios quien se ha hecho “ nuestro prisionero ”: “Se ha ligado a nuestra vida, no puede separarse. ¡Ha jugado fuertemente! Y permanece fiel en esta actitud. Hemos sido elegidos por amor y ésta es nuestra identidad . ‘Yo he elegido esta religión, he elegido…’: No, tú no has elegido. Es Él quien te ha elegido a ti, te ha llamado y se ha unido. Y ésta es nuestra fe. Si nosotros no creemos esto, no entendemos lo que es el mensaje de Cristo , no comprendemos el Evangelio”. En cuanto a la segunda palabra , el Obispo de Roma recordó que Moisés especifica que el Señor ha elegido al pueblo de Israel porque es “el más pequeño de todos los pueblos”: “Se ha enamorado de nuestra pequeñez y por esto nos ha elegido. Él elige a los pequeños : no a los grandes, a los pequeños. Y Él se revela a los pequeños: ‘Has escondido estas cosas a los sabios y a los doctos y las has revelado a los pequeños’. Él se revela a los pequeños: si tú quieres comprender algo del misterio de Jesús , abájate: hazte pequeño. Reconoce que eres nada. Y no sólo elige y se revela a los pequeños, sino que llama a los pequeños: ‘Vengan a mí, todos ustedes que están cansados y oprimidos: yo les daré descanso’. Ustedes que son los más pequeños, por los sufrimientos, por el cansancio… Él elige a los pequeños , se revela a los pequeños y llama a los pequeños. Pero, ¿a los grandes no los llama? Su corazón está abierto , pero los grandes no logran oír su voz porque están llenos de sí mismos. Para escuchar la voz del Señor, es necesario hacerse pequeños ”. De este modo, se llega al misterio del corazón de Cristo , que no es, “como alguien dice” – recordó el Papa Francisco – una “imagencita” para los devotos: el corazón traspasado de Cristo es “el corazón de la revelación , el corazón de nuestra fe porque Él se ha hecho pequeño , ha elegido este camino”. El Santo Padre subrayó que la elección de humillarse a sí mismo y de “ anonadarse hasta la muerte ” en la Cruz “es una elección hacia la pequeñez para que la gloria de Dios se manifieste”. Del cuerpo de Cristo traspasado por el soldado con una lanza “salió sangre y agua” – agregó el Papa – y “éste es el misterio de Cristo ”, en esta celebración de un “corazón que ama, que elige, que es fiel” y que “se une a nosotros, se revela a los pequeños, llama a los pequeños, se hace pequeño”: “ Creemos en Dios , sí; sí, también en Jesús , sí… – ‘¿ Jesús es Dios ?’ – ‘Sí’. Y el misterio es éste. Ésta es la manifestación , ésta es la gloria de Dios . Fidelidad al elegir, al unirse y pequeñez también para sí mismo: llegar a ser pequeño, anonadarse. El problema de la fe es el núcleo de nuestra vida: podemos ser tan, tan virtuosos, pero con nada o poca fe; debemos comenzar desde aquí, del misterio de Jesucristo que nos ha salvado con su fidelidad”. Francisco concluyó pidiendo al Señor que nos conceda la gracia de celebrar en el corazón de Jesucristo “las grandes gestas , las grandes obras de la salvación , las grandes obras de la redención ”. (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa recibió a los reyes de los Países Bajos: entre los temas abordados, el fenómeno migratorio

Dj, 22/06/2017 - 6:50pm
(RV).- Tal como informa la oficina de prensa de la Santa Sede, el Santo Padre Francisco recibió este jueves 22 de junio en audiencia a Su Majestad el Rey Willem-Alexander de los Países Bajos, acompañado por su esposa, Su Majestad la Reina Máxima. Los soberanos han encontrado después a S.E. el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por S.E. Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados. "Los cordiales coloquios han permitido un intercambio de opiniones sobre algunos temas de interés común, como la protección del medio ambiente y la lucha contra la pobreza, así como sobre la contribución específica de la Santa Sede y de la Iglesia Católica en esos ámbitos". Además, "se ha prestado una atención particular al fenómeno migratorio, subrayando la importancia de la convivencia pacífica entre culturas diferentes, y el compromiso común para promover la paz y la seguridad mundial, con especial referencia a algunas zonas de conflicto". "No faltó, por último, una reflexión conjunta sobre las perspectivas del proyecto europeo". (GM - RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa a la Roaco: Sean Puentes entre Oriente y Occidente

Dj, 22/06/2017 - 5:46pm
(RV).- El Papa Francisco recibió en audiencia en la mañana del jueves 22 de junio a los participantes en la Asamblea de la Reunión de las Obras para la Ayuda de las Iglesias Orientales ( ROACO ) llegados a Roma con motivo de su  90 Sesión Plenaria . Tras saludar y expresar palabras de agradecimiento a los presentes en la persona del Card. Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el pontífice renovó su gratitud por el trabajo que realiza la ROACO desde 1968 a las Iglesias, orientales y latinas, de los territorios confiados a la competencia de la Congregación para las Iglesias Orientales: “Ustedes sostienen las actividades pastorales, educativas y de asistencia y salen al encuentro de sus necesidades urgentes” dijo, y saludó y bendijo además, en la persona del padre Custodio , a los Frailes Franciscanos que han comenzado a celebrar el octavo centenario de su presencia en Tierra Santa . El pontífice recordó que también la Congregación para las Iglesias Orientales está celebrando su centenario, y tuvo palabras de reconocimiento por la labor realizada por dicha congregación en décadas en que las Iglesias orientales han sido “a menudo arrolladas por terribles oleadas de persecuciones y tribulaciones”. Por otra parte, manifestó su alegría por la reflexión conjunta de las Iglesias sobre la importancia de la formación inicial de los seminaristas y aquella permanente de los sacerdotes: “Somos conscientes de la elección radical expresada por muchos de ellos y del heroísmo de su testimonio de entrega al lado de sus comunidades, a menudo sometidas a duras pruebas”, expresó, a la vez que puso en guardia de las tentaciones que pueden encontrarse, como la búsqueda de un estatus social o de un modo de ejercer el papel de guía, siguiendo criterios humanos de consolidación de la propia posición. Tras señalar que el esfuerzo que la Congregación y las agencias deben seguir cumpliendo es aquel de sostener los proyectos e iniciativas que edifican con autenticidad el ser Iglesia, el pontífice puntualizó que todo debe ser realizado alimentando el estilo de la proximidad evangélica: “Sintámonos piedras vivas unidas con Cristo , que es la piedra angular. Las Iglesias orientales custodian tantas veneradas memorias, iglesias, monasterios, lugares de santos y santas: hay que custodiarlos y conservarlos, también gracias a vuestra ayuda, favoreciendo así la peregrinación a las raíces de la fe. Pero cuando no se pueden reparar o mantener las estructuras, hay que seguir siendo templo vivo del Señor, recordando que la "arcilla" de nuestra vida creyente ha sido moldeada por las manos del “alfarero”, el Señor, que ha infundido en ella su Espíritu vivificador. Y no hay que olvidar que en Oriente, incluso en nuestros días, los cristianos – no importa que sean católicos, ortodoxos o protestantes - derraman su sangre como sello de su testimonio”. En la conclusión el Santo Padre deseó que los fieles orientales , cuando estén obligados a emigrar, puedan ser acogidos en los lugares adonde llegan, y puedan seguir viviendo según las propias tradiciones eclesiales, de modo que la labor de los representantes de los organismos, sea puente entre Oriente y Occidente, tanto en los países de origen como en aquellos de los que provienen.  (Griselda Mutual - Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Pàgines